IF… Kipling y el Marketing

Escrito por -

Rudyard Kipling escribió uno de los poemas más famosos de la historia a la edad de 31 años, en 1896. Desde entonces, el estoicismo victoriano que destila, ha sido empleado hasta la saciedad como fuente de inspiración y motivación, especialmente entre los británicos, quienes lo consideraron su poema favorito en una encuesta de la BBC en 1995.

Recuerdo haber leído este poema en mi adolescencia, y no haberlo entendido en su totalidad. Quizá, muchas de las frases requieren haberlas vivido en persona para ser conscientes de lo que significan. Por suerte o por desgracia, décadas después, y con una mochila cargada de experiencias profesionales y empresariales, redescubro cada uno de sus versos como una enseñanza de marketing de plena actualidad.

Porque alcanzar el éxito depende de algunas condiciones, como dice Kipling, “Tuya es la Tierra y todo lo que hay en ella, si…


”Si puedes mantener en su lugar tu cabeza cuando todos a tu alrededor,
 han perdido la suya y te culpan de ello.”

Frase que debería estar siempre presente en la pantalla de cualquier Community Manager y responsable de Social Media. En muchas ocasiones, una comunidad de usuarios anónimos, puede ser lo más parecido a una jaula de locos, con ganas de linchamiento público de la marca de turno. Y hagas lo que hagas, respondas lo que respondas, te acusarán de algo. Así que lo importante, es no perder la cabeza tú en ningún momento.



”Si crees en ti mismo cuando todo el mundo duda de ti, 
pero también dejas lugar a sus dudas.”

El branding se construye desde la convicción. Sólo las marcas que creen realmente en lo que son y lo que trasmiten logran convencer y enamorar a su target. Hay que mostrarse orgulloso de lo que se es y no dejarse llevar por las críticas hasta perder la personalidad… pero sin dejar de escuchar al consumidor. Porque lo que somos, con la aportación de nuestros clientes, su feedback, nos hará ser mejores.



”Si puedes esperar y no cansarte de la espera;
 o si, siendo engañado, no respondes con engaños, 
o si, siendo odiado, no te domina el odio. 
Y aun así no pareces demasiado bueno o demasiado sabio.”

Aquí Kipling concentró demasiados mensajes. Pero podemos extraer una conclusión muy clara, que entronca con la anterior. Paciencia. El marketing necesita su tiempo de maduración. Su proceso. Y sobre todo, su honestidad. Preséntate ante los demás como eres, sin atajos. Sin engaños. Sin guerras ni contra el cliente, ni contra los socios o intermediarios, ni contra la competencia. Sé tú mismo, y el tiempo te pondrá en tu lugar.



”Si puedes soñar y no hacer de los sueños tu amo;
 Si puedes pensar y no hacer de tus pensamientos tu único objetivo; 
Si puedes conocer al triunfo y la derrota,
 y tratar de la misma manera a esos dos impostores.”

Kipling expresa magistralmente la necesidad de materializar los sueños. De tener el valor de imaginar un mundo mejor, o en términos de márketing un mundo en el que lo que puedas soñar lo puedas lograr con imaginación e innovación, pero siempre con los pies en la tierra. Sabiendo que hay que conocer la realidad del mercado, del cliente y de la empresa. Y por supuesto, sin pensar que siempre irá bien, ni tampoco tienes que fracasar constantemente. El éxito o el fracaso, son pasajeros.


”Si puedes soportar oír toda la verdad que has dicho, 
tergiversada por malhechores para engañar a los necios.”

Si habláramos de Social Media, está muy claro el mensaje. Pero si lo aplicamos al marketing global, volvemos a la necesidad de fijar un posicionamiento de marca claro, firme, honesto, veraz, constante… y ser consecuente con él.


”O ver cómo se rompe todo lo que has creado en tu vida,
 y agacharte para reconstruirlo con herramientas maltrechas. Si puedes amontonar todo lo que has ganado
y arriesgarlo todo a un solo lanzamiento;
 y perderlo, y empezar de nuevo desde el principio
y no decir ni una palabra sobre tu pérdida.”

Ser emprendedor supone la aceptación del riesgo al fracaso, aunque ese fracaso sólo sea la antesala del siguiente éxito. Porque el emprendedor entiende que su trabajo no termina cuando la empresa está en marcha. Que debe ser capaz de reinventarse, y resurgir de sus cenizas cuando las cosas vayan mal. No es una carrera de velocidad, sino de fondo. a veces hay que pararse en el avituallamiento, reponer fuerzas y seguir.

“Si puedes forzar tu corazón y tus nervios y tus tendones, 
para seguir adelante mucho después de haberlos perdido, 
y resistir cuando no haya nada en ti
salvo la voluntad que te dice: “Resiste!”.

Esfuerzo. Ese es el único secreto en el mundo de la empresa y el marketing. Apretar los dientes y seguir siempre hacia adelante. Y el esfuerzo continuado siempre da sus frutos. No te rindas nunca si tienes claro lo que quieres, lo que eres, lo que haces.


”Si puedes hablar a las masas y conservar tu virtud.
o caminar junto a reyes, y no distanciarte de los demás. 
Si ni amigos ni enemigos pueden herirte.
 Si todos cuentan contigo, pero ninguno demasiado.”

Ante todo, hablemos de branding o de personas, lo que cuenta es ser siempre uno mismo, sin dejarse llevar por el entorno. Si te diriges a un público numeroso, ya sea en publicidad o en Social Media, o si has alcanzado la fama… sigue siendo tú, no trates de engañar a nadie o te engañarás a ti mismo. No olvides a los que te ayudaron cuando caminabas solo, pero no desvíes tu camino si es el que has decidido. No esperes nada de nadie que no seas tú mismo, y no culparás ni a los amigos ni a los enemigos, porque serás tú quien tome las decisiones. Y los demás, lo percibirán y volveremos al punto uno del poema.


”Si puedes llenar el inexorable minuto, 
con sesenta segundos de lucha bravía…

 Tuya es la Tierra y todo lo que hay en ella,

 y lo que es más: serás un hombre, hijo mío.”

A lo que yo sólo añadiría en estos tiempo… “o mujer“. Eso es el éxito. Llenar un minuto de segundos luchando. Hacer cosas para que pasen cosas. Mantenerse en movimiento. Pero sobre todo, ser uno mismo.

Puedes leer el texto original y su historia en la Wikipedia. La imagen de Kipling la encontré en el Blog Rebeca Tabales, bajo licencia Creative Commons.

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=url4mfAAYdE’]

José Carlos León

Profesor Docente del Master de Gestión Cultural del IART (Madrid, España). Publicitario de profesión con aspiraciones de comunicador. Mantiene el blog comicpublicidad desde 2005 por la necesidad vital de contar cosas y archivar ideas. Como emprendedor ha sido socio fundador de dos agencias de publicidad y una productora discográfica, entre otras aventuras. Ha publicado el libro "Gurú lo serás tú. Cómo sobrevivir al mundo 2.0". Actualmente roba tiempo a su labor de consultor en marketing y comunicación para terminar su primera novela.