Product placement: La publicidad del siglo XXI.

Escrito por -

El product placement, es una técnica publicitaria en la que se integra un producto, marca o mensaje dentro de la narrativa de una película, serie de tv, videoclips y videojuegos. Esta técnica se popularizó en la década de los 80 y en la actualidad la mayoría de las películas recurren a ella. El objetivo del product placement es dar visibilidad a un producto cuando el consumidor está realmente prestando atención a la pantalla. Por ello, no es raro ver cómo los protagonistas están bebiendo una Coca Cola o utilizando una Mac.

Esta fórmula se ha popularizado y proliferado sobre todo en la gran pantalla donde ya son infinitas las escenas de películas que han recurrido a esta técnica para promocionar determinados productos o marcas comerciales de una forma sutil y poco intrusiva.

La expansión de esta técnica publicitaría ha llevado a acuñar una nueva denominación más global de este tipo de estrategias llamándola ¨Global Entertainment Marketing¨

Estas son algunos ejemplos de producciones que han recurrido a esta técnica publicitaria.

Transformes.

En Transformes (2008), encontramos varios ejemplos, en concreto de marcas de coches. Una curiosidad es que el estudio firmó un acuerdo de 3 millones de dólares con General Motors para que los vehículos que se transformarían en la pantalla en robots gigantes debieran ser de la compañía de Detroit.

Minority Report

La película de Steven Spielberg, Minority Report (2002), nos presenta un mundo futurista en el que las grandes marcas se adaptan a cada persona mediante un scaner ocular. Los anuncios no se presentan en carteles o pantallas de televisión, estos saltan a la vista en forma holográfica.

Caminar en público es un asalto de imágenes publicitarias, con todo el bombardeo de anuncios. En la película, cuando Tom Cruise escapa de los agentes de polícia Pre-Crimen, durante su huida por un centro comercial aparecen marcas como Gap, Lexus, Bvlgari o Nokia. Estas marcas lanzan anuncios personalizados al personaje de Tom Cruise.

James Bond

Las películas de James Bond se han caracterizado por la aparición de una gran cantidad de marcas, principalmente de automóviles. Desde las primeras películas de Sean Connery, el uso de product placement se convirtió en algo habitual en la saga. Coches Aston Martin, Ford, BMW, Citroen, Lotus o Chrysler han sido conducidos por el agente británico.

En las últimas películas del agente, el product placement y las campañas de marketing han sido especialmente llamativas. Hay que recordar la última y agresiva campaña de Heineken con Skyfall (2012). En Casino Royale (2006) también aparecen algunos ejemplos de product placement, Daniel Craig usa un celular Sony Ericsson, una laptop VAIO y ve la tv en una Sony BRAVIA.

En México esta técnica  se ha presentado sobre todo en las telenovelas, donde podemos ver el product placement de marcas como Avon (Una Familia con Suerte), Quaker state (Libre para Amarte), Ford (Hasta que el Dinero nos Separe), Unefon y, antes de retirar su publicidad de Televisa, Telcel.

Autor:

José Manuel Macias Villalobos

Licenciado en Comunicación por la Universidad Autónoma de Baja California. Empecé mi etapa profesional en Televisa Ensenada como asistente de producción y productor de contenido web, puesto en el que aún colaboro. Actualmente tengo una agencia de publicidad, Naranja Mecánica; Diseño campañas de publicidad para otra agencia llamada Twentyfourseven. Mi experiencia incluye también colaboración en medios escritos, diseño editorial, producción de videos musicales, guionista y fotografía.

Me fascinan las situaciones que demandan responsabilidad, creatividad y toma de decisiones; y siempre busco ambientes competitivos que me permitan desarrollarme personal y profesionalmente.

Twitter @Jose_villag

José Manuel Macias Villalobos
José Manuel Macias Villalobos

Me fascinan las situaciones que demandan responsabilidad, creatividad y toma de decisiones; y siempre busco ambientes competitivos que me permitan desarrollarme personal y profesionalmente.