Siete verdades sobre el mundo de la publicidad que debes conocer

Escrito por -

A menudo cuando he tenido pláticas con amigos que trabajan en el medio, hemos llegado a ciertas coincidencias sobre el vasto mundo publicitario, cosas que pasan en la mayoría de las agencias. Si estás en una seguramente te sentirás identificado, si aún no le estás entonces te estaré adelantando información.

  1. Todos los días son potencialmente cheleros. Así es, ya sea por razones de fiestas, de sobremesas, de “nos la seguimos”, de peloteos o “chicos hay un bomberazo”, cada día se puede volver una excusa para chelearle a gusto, para generar ingresos millonarios a la industria cervecera.
  2. Olvidarás algunos nombres a causa de sus apodos. A pesar de que todos los días convivas con la persona, si tiene un apodo o le ponen uno, se convertirá en ese apodo para siempre, llegará a ser hasta su firma artística en el mundo de la publicidad.
  3. Todo gira en torno a la personalidad y vida de tu jefe. Su forma de ser permeará en la forma de trabajo del grupo, si te toca un jefe con familia y que tiene más actividades que sólo trabajar en publicidad, podrá ser más empático y generalmente estará más organizado el trabajo. Si te toca un jefe “sin vida social”, entonces prepárate para salir tarde todos los días.
  4. Conocerás a más divas que en el cine. Los egos siempre salen a relucir en cualquier actividad, pero en nuestro medio pueden llegar a un grado de diva, del mirar con desdén, de tratar como mierda a los demás, todo justificado por su talento y premios ganados. Algunas divas están justificadas, otras sólo sobreactúan.
  5. A veces te importarán más los truchos que tu trabajo real. Es normal que esto suceda, tú quieres que las ideas que propones queden tal cual las propones, pero eso en muy pero muy pocas ocasiones sucede. Cuando te dan libertad de hacer un trucho para algún festival es el camino hacia la libertad creativa, tu oportunidad de hacer algo “muy loco”. Trata de mantener el balance, en todo caso dales la misma importancia, no debes descuidar tu verdadera chamba.
  6. Más del 50% de los bomberazos son prevenibles. ¿Impactado? Seguramente la mayoría de la veces que te has quedado tarde sabes que pudo haberse evitado. ¡Habla y propón nuevas ideas! A veces un bomberazo nace hasta de un simple descuido, como el olvido de pasar un brief que llevaba una semana o más en el escritorio del Ejecutivo de Cuentas o del Director Creativo.
  7. En más de una ocasión querrás matar a alguien. Nuestra profesión últimamente requiere de un alto nivel de tolerancia a la frustración, ya sea porque la campaña que saldrá al aire será un Frankenstein de las propuestas originales, porque un bomberazo te cambia todos tus planes, porque una pieza “chafa” ganó el premio que dices merecía tu trabajo, etcétera. Tranquilo, sólo respira, ríe con los amigos y de paso échate un Call of Duty.

Al final te puedo decir que si la publicidad es algo que te gusta, entonces te la pasarás muy bien. Esa es la verdad que más importa.

Imagen cortesía de iStock

Paco Márquez
Paco Márquez

Un día estudié mercadotecnia, cuando me di cuenta estaba trabajando como publicista. Otro día estaba en la agencia de alguien más, cuando me di cuenta me encontraba en la mía. Por ello creo en los saltos cuánticos.