Pulgar abajo si repites en redes sociales

Escrito por -

Estaba echando un vistazo a Instagram e inmediatamente me salté a Facebook para ver qué había de nuevo.  Y entonces, ahí estaba la misma foto que acababa de ver.  Me sentí en un  “Déjà Vu”.  No supe si volver a darle “me gusta”.  

No es lo mismo postear en Facebook, compartir una foto en Instagram o hacer un tweet.  Sin embargo, las publicaciones de algunas marcas y artistas son las mismas en todas sus redes sociales.  Y la verdad, raya en la redundancia.

¿Cuál es el objetivo? ¿Es una forma de descubrir cuál red social es más eficiente? ¿Pulgares arriba vs corazones? Seamos francos, es pereza creativa de agencia.

Se puede dar licencia replicar en Twitter un post que tuvo buen engagement en Facebook, pero repetir la fórmula diariamente es como hacer lo mismo que se hizo para televisión, en radio, prensa, vallas, etc.

La repetición del mensaje es una táctica para ser recordado pero no debe aburrir.  Hay muchas formas de decir un mismo mensaje.

La publicidad tiene que entretener y mucho más en digital, donde la saturación de información es abrumadora.

No solo se trata del formato. El lenguaje, los seguidores y los objetivos cambian de una red social a otra.  Así que lo más recomendable es hacer una estrategia para cada una.

¿Cómo? No hay una fórmula, solo algunas buenas prácticas.  Todo depende del producto y sobre todo, del propósito.  Sin embargo, le daré algunas consideraciones que le pueden servir.

*Tenga claro la frecuencia. En todas las redes sociales hay que ser constante a la hora de publicar, pero no exagere.

En el caso de Twitter, la espontaneidad le da el aval para hablar mucho más que en otras redes.

Su máxima es el ahora, así que es muy importante ser actual, hablar de lo que esta pasando y aprovechar los trending topics.

Pero en el caso de Facebook o Instagram publicar excesivamente es contraproducente.

*Sea coherente con el lenguaje de cada red.  Por ejemplo, Instagram es claramente visual, pero no por ello deja de contar historias.  Piense ¿en qué situaciones puede estar su producto de forma natural?

No recargue las publicaciones con copys o textos porque no es un aviso.  Cámbielos por hashtags.  2 o 3 palabras claves para darle más visibilidad en Instagram.

*Haga un contenido interesante.  En el caso de Facebook es bueno establecer temas (afines a la marca y relevantes a su audiencia) y fijarles un día, incluso una hora.

Analice el comportamiento de sus seguidores y las temporadas de consumo.  Para muchos productos, como el caso de los licores, los fines de semana son más fuertes, para otros no.

*Dele a cada plataforma una personalidad.  Una técnica para hacer estrategias en redes sociales es caracterizar a cada red con un personaje importante para la marca o el público objetivo.

De tal forma, en una marca de toallas higiénicas, Facebook puede ser la amiga, Twitter la doctora de cabecera e Instagram, la chica que admira sus fans.

*Aproveche las ventajas que ofrece cada red:  La medición e interacción de Facebook.  El concepto artístico de Instagram.  Lo instantáneo que es Twitter y su facilidad para generar conversación, respondiendo los comentarios de otros.

Lo más probable es que los seguidores de Facebook no sean los mismos que encuentra en Twitter o Instagram, así que usted dirá, ¿para qué me desgasto haciendo contenido diferente en cada red?

Adaptarse al medio y aprovechar lo que le ofrece es la diferencia entre impactar y pasar desapercibido.

Obtener nuevos seguidores se compra con pauta, pero conservar esos seguidores se gana con buen contenido.

Imagen cortesía de iStock

Mónica Sarmiento

Sígueme en Twitter @kachostereo. Soy una chica sencilla, más dragón que princesa. Análoga por naturaleza, digital por supervivencia. Publicista, copy, prospecto de pianista con ínfulas de escritora. Creo firmemente que todo se vende con una buena historia. A todo lo que hago le pongo el corazón. ¿De qué otra forma podría hacerlo? Si todo lo que tiene vida, tiene corazón.