¿Cuánto “alimentamos” a través de las palabras?

Escrito por -

Desde que aprendemos a escribir no dejamos de hacerlo ni un día por el resto de nuestra existencia (un poco literal, pero es la realidad).

Nos la pasamos escribiendo y transmitiendo a través de las palabras emociones, sentimientos, conocimiento, pensamientos y hasta frustraciones, pero, ¿Cuánto “alimentamos” a través de las palabras? Este texto no solo está dirigido a profesionales de marketing de contenido, sino que está abierto a todos a los que de alguna u otra manera “alimentamos” cuentas de clientes y nuestras propias redes sociales.

No tenemos idea de qué tanto “poder” podemos llegar a tener, hasta que leemos algo que nos produce cierta emoción o nos transmite algo nuevo. La palabra es capaz de crear, sanar y también destruir.

Si cada uno de nosotros estuviésemos conscientes de que la energía liberada en cada palabra afecta no sólo a quien se la dirigimos sino también a nosotros mismos y al mundo que nos rodea, comenzaríamos a cuidar más lo que decimos.”

¿Cuántos de nosotros generamos contenido para personas o en este caso seguidores y no sabemos de qué forma afecta en sus vidas? El contenido no es algo que se deba redactar para tener lista una publicación, al contrario, va mucho más allá de digitar unas cuantas palabras. Pareciera que algunos no lo toman tan en serio, olvidando el objetivo principal; transmitir y conectar es algo sin lo que hoy no podríamos estar.

La comunidad a la cual hoy te diriges te sigue porque quizás encuentra en tus contenidos lo que en otros no, y ése es el valor diferencial que hoy mueve a más de una cuenta; conectar a las personas a través de las emociones, haciéndolas sentir que entendemos realmente sus necesidades y que estamos disponibles para seguir compartiendo y nutriendo contenido de valor, que le suministre algo nuevo, fresco y diferente en su día a día.

AUTOR

Jessica Hermes Pérez

Soy publicista, redactora y community manager. Amo los animales. Me gusta pensar que siempre hay razones por las cuales levantarse cada mañana a perseguir los sueños vale la pena. Todos los días aprendemos algo nuevo; nada mejor que seguir aprendiendo mientras gozamos con lo que hacemos. Twitter: @Jessica313_  

Imagen cortesía de iStock

Colaborador invitado
Colaborador invitado

Colaborador invitado