Me voy de la agencia ¡Esta vez es definitivo!

Escrito por -

Mentirías si negaras que esta premisa ha rondado alguna vez en tu mente, que has conspirado en contra de tu estadía dentro de ese lugar de trabajo. Un trabajo no común y corriente, sino que se mantiene fuera de los alcances monótonos, el día a día se inicia con todo, y de la misma manera concluye; con todo. Permanecer o quedarse en un momento de tensión no es tarea fácil. Mientras las ideas se sulfuran y los nervios fluctúan, se vislumbra la deserción como la salida más fácil a acudir. Espera, respira profundo y piensa.

Meses atrás, ante una situación similar, el antagonismo se hizo presente entre mis ideas. Premisa tras premisa surgían, sin converger en un sólida conclusión ante tal situación. Las sabias palabras de mi abuelo: ¨nunca pienses con la cabeza caliente¨, hicieron paralizar mis ideas ante mi posible decisión, y razonar. Posiblemente enfrentar la situación no es lo más fácil, pero si lo más correcto.

Somos recordados por nuestras acciones y palabras, dos características que distinguen la personalidad humana. También recuerdo las historias de grandes estrellas del futbol, que han surgido de la nada para alzarse en lo más alto en la fama y apreciación de un gran número de seguidores. Sus hazañas dentro del terreno de juego fueron reconocidas por miles de personas, todos hablaron de su manera de dominar el balón y el espectáculo con que entretenían a las pupilas. La magia se hizo presente durante los 90 minutos, el público pedía más y más. Anhelaban gritar un gol sellado con su nombre y botín.  Todos gritaban su nombre y lo coreaban. Otros deseaban llevar inscrito la  firma de su ídolo sobre la camiseta del equipo de su alma. Cuando los trofeos y reconocimientos llegaron, y alcanzaron la cúspide de la cima, se podía decir que ese ídolo; había alcanzado el éxito. Wow, éxito, dinero, fama y reconocimientos volverían loco a cualquiera. Pero algo si es muy cierto, luego de todos  estos halagos, estar en la mente de las personas es un hecho y sin duda algo imborrable. Y es que todo este contexto bañado de magia que irradia de una estrella de futbol algún día puede acabar.

Bajo ese tiempo de gloria subyace el lado oscuro de la realidad. Algunas de estas leyendas decidieron retirarse en un momento no propicio. Sin dinero y sin fama, sin equipo y mucho menos sin afición. El momento crítico llegó y el cese de actividades, se hizo en el peor momento. Su retiro no fue glorioso sino desastroso. La despedida hubiese épica, con aplausos, lágrimas y nostalgia. Recordando a un grande retirado en un momento grade.

La permanencia dentro de la agencia es sencilla, si funcionas te quedas, sino te vas. Si te sientes útil, eres funcional. El esfuerzo debe ser al máximo todos los días. No hay tiempo para ensayos, porque el mercado no está sentado esperando a que le des una posible solución. Lo que lo necesitan, lo necesitan ya. Si crees que es el momento de alzar vuelo, primero pregúntale a tu situación actual. Recuerda que la primera impresión y la última son la que te definen. Si cuando llegaste eras una estrella, vete siendo el Universo.

La agencia publicitaria funciona como un motor dentro del mercado, no te vayas y dejes a ese motor sin funcionar, recuerda que en su momento fuiste una pieza importante, no dejes sin vida a ese motor que te dio vida. Si te vas, prepara el camino para que ese motor quede funcionando. Esa acción dirá mucho de ti. Vete cuando estés listo para superarte, de lo contrario fracasarás. No hables de tu trabajo y tus éxitos, deja que ellos hablarán por ti.

La dicotomía en la estadía dentro de la agencia puede que se haga presente. Pero lo importante es estar preparado para tomar la decisión correcta. Tenerlo todo y perderlo todo está a tan sólo un paso. Recuerda, los momentos de gloria son efímeros.

Imagen cortesía de iStock

Edy Salvador

Publicista y diseñador gráfico, especialista en redacción y conceptualización de ideas. Amante de la lectura, escritura, música y la fotografía. Considero que las ideas se conciben en la mente; pero se escriben con el corazón. La otra parte de mi historia, los textos lo dirán. Twitter: @edyssalvador Instagram: @edyssalvador