Los Alpha: Gente de cuidado

Escrito por -

Y sí, vuelvo con el perro arrepentido de las generaciones pero esta vez no tocaré a los millennials ni a los cenntenials –o tal vez un poco- hoy quiero hablar de los pequeñines que nacieron del 2010 en adelante, es decir, los posibles hijos de los millennials y los hermanitos de los cenntennials.

Las letras se nos acaban y tomamos prestadas las del alfabeto griego, los Alfas son todos esos chiquillos que nacieron familiarizados con el acontecer web. En 2005, el sociólogo Mark McCrindle bautizó de esa manera a los nativos digitales, pues  pertenecen a una generación puramente tecnológica donde el Smartphone y las apps son cotidianidades.

¿Y los millennials qué?

Tecnológicamente los alfas van delante, ellos nacieron con la innovación a cuestas y no tuvieron que aprenderlas a usar –como yo- así que por obvias razones las marcas pondrán sus miradas en esta generación que ahora no genera dinero, pero que más tarde cambiarán la cultura.

2.5 millones de alfas nacen semanalmente, y aun cuando nuestra adolescencia y la de nuestros padres no fue nada fácil, las de ellos no quedarán atrás. Su visión de la educación tradicional, sus expectativas laborales y motivaciones profesionales serán radicalmente diferentes y allí es cuando entran las marcas a tomar ventaja de ello.

Consumidores del mañana

En mi artículo “Libérate del T4”, explico un poco la tecnodependecia que vivimos entre trabajo y descanso, lo interesante de esto es que los alfas son tecnodependientes de nacimiento pues “las herramientas que usan sus padres para trabajar, ellos las usan para jugar”.

De las características más resaltantes de la nombrada generación, la rapidez con la que desean las cosas y la obsesión por la novedad determinarán sus gustos y preferencias; de hecho se estima que serán propensos a tener déficit de atención, mala concentración, exhibicionistas, adictos a lo original, señores y amos del cuestionamiento y por supuesto, anhelantes del querer encajar -o querer sentirse parte de algo-.

Marcas al acecho

Para que un alfa sea ¨lovemark¨, ésta deberá aumentar su nivel de compromiso con el consumidor entendiendo qué es lo que a ellos les interesa e importa, para posteriormente lograr captar a través de  aspectos como que 3 de cada alfa no tendrá hijos, que tendrán mayor competencia laboral de grandes, que adoptarán estilos de vida sedentarios y que serán mucho más educados -profesionalmente- que los millenials.

La dicotomía vendrá cuando toque establecer los canales y medios para comunicarnos con quienes han nacido bajo el cobijo tecnológico, con el emprendimiento en las venas y mucha autosuficiencia en la personalidad. Y que no te engañen, ahorita tendrán 6 años pero ya son público objetivo de muchos productos y están prontos a alcanzar a ser el target de muchos servicios.

Imagen cortesía Shutterstock

Katherine Guaramaco

Licenciada en Comunicación social y periodismo, consultora editorial y echadora de cuentos por siempre. Una vez me dijeron que no podía ser community manager y terminé siendo periodista digital, webmaster, gestora de contenidos y redactora creativa. A esa persona le mando saludos :D Para más cuentos: Crónicasdesdemercurio.wordpress.com. Si me los quieres echar a mí: @Katherine_zgs