La publicidad como agente de cambio social

Escrito por -

Pasan los años y aún muchos de los que nos encontramos en “la profesión más bonita del mundo” aún no dimensionamos el real alcance que posee. Cada día las cosas cambian, nuevas historias, tendencias, problemáticas y un largo etcétera; todo envuelto, modificado, suprimido o potencializado por la publicidad.

La publicidad funciona como esa vitrina en la cual se ven reflejados los estilos de vida de la sociedad, sus valores, creencias y proyecciones a futuro. Es fácil entender cómo se encuentra un país con solo dar una mirada a los comerciales que corren en las franjas más importantes de la televisión nacional. Llegados a este punto es donde, al analizar la cantidad de exposición publicitaria que tiene una sociedad día a día, debemos cuestionarnos si lo que como profesionales estamos creando también se encuentra encaminado a algún tipo de proceso social.

Las campañas sociales no son las únicas encargadas de proyectar o buscar un cambio. La promoción de productos y servicios provenientes de empresas que busquen de forma real satisfacer las necesidades de un público específico, puede convertirse en una excelente forma para cambiar el contexto. Dejar de pensar en cómo lograr que una persona compre algo que probablemente no necesita y enfocarse en saber qué necesidades actuales tiene y de qué forma una marca puede pasar a ser parte de su vida ayudándole a suplir esa necesidad.

Lo más curioso es que lo anterior no debería decirse o explicarse ¿o sí? Por concepción todos entramos al mundo publicitario pensando que lo que se busca es proponer productos y servicios que satisfagan a un consumidor, pero la idea se comienza a distorsionar con los años y llegan las marcas preocupadas primero por vender y no por lo que necesita su público, lo cual se extiende a territorios mucho más peligrosos como lo es la propaganda política que intenta posicionar a candidatos que no deberían ni tener el privilegio de estar allí.

Se dice por ahí “El publicista solo crea lo que sabe que la gente quiere”. Un punto de reflexión que deberíamos tener es si deberíamos continuar publicitando lo que actualmente es nuestro país, lo que la gente quiere y cree saber o si tal vez brindar una nueva vía a nuestras creaciones podría ser nuestro granito de arena para el cambio tan grande que necesita Latinoamérica.

Imagen cortesía de Shutterstock

Yheison Giraldo

Publicista. Voy por la vida recopilando lo cotidiano y convirtiéndolo en historia; apasionado de los libros, la escritura y el marketing digital. Me encuentras en Twitter como @YDGiraldo