La perfección de la idea

Escrito por -

Las ideas siempre son perfectas, ya lo iremos viendo. Primero empecemos definiendo qué es perfección. Va…

Perfección tiene su origen etimológico del latín “Perfectio” que significa “acción de dejar algo acabado”. Y se encuentra compuesta  por tres partes diferenciadas:

Prefijo/ “per”:  “por completo
Verbo/ “facere” : “hacer
Sufijo/ “-ción” : “acción y efecto

Lo perfecto es una condición (casi utópica) de aquello que no tiene errores o defectos, alcanzó el máximo nivel posible. Lo cual nos hace ver que el concepto de “idea perfecta” supone el desarrollo de un pensamiento que se materializó y alcanzó su nivel más alto. Digamos que aquí nos encontramos en la búsqueda de soluciones, que nos llevará a un proceso creativo para convertir la “idea” en algo tangible y altamente funcional.

Aquí viene lo interesante: “la perfección de la idea” llega cuando ese pensamiento causa un efecto o una acción en el entorno, es decir, cubrió su objetivo superando las expectativas.

Ahora, ¿CÓMO SÉ SI ESO QUE IMAGINÉ O PENSÉ, SERÁ LA IDEA PERFECTA?

Primero… la idea será perfecta en un primer nivel (mundo imaginario) cuando la hayamos terminado de producir o proyectar, lógicamente para que actúe en un segundo nivel (mundo real) .

Es decir, en nuestra mente las ideas siempre serán perfectas, les veremos pies y cabeza. Sin embargo, ya materializándolas, lo que percibimos en el mundo real, es una copia imperfecta de nuestro mundo imaginario. Y eso paradójicamente, es la verdadera perfección. Las ideas son perfectas per se, solo necesitan pulirse puesto que actúan en un mundo real e imperfecto. Esto nos permite continuamente mejorar (o innovar) nuestros objetos o proyectos de diseño.

Entonces bien, sabremos que la idea apuntará a ser perfecta si:

  • nunca (en ninguna parte del proceso) carece de reflexión.
  • es mutable, puede adaptarse y reformularse dentro de su contexto.
  • y, si logramos mediar la idea dentro de nuestro mundo ideal y nuestro mundo real. Es decir, debemos tener de base nuestra “dualidad” sensible-inteligible… porque nuestros objetos o proyectos se dirigirán hacia un mundo imperfecto y fugaz.

Me despido, soy Erika, ustedes ¿qué opinan?

¡Hasta la próxima!

Imagen cortesía Shutterstock

Erika Valenzuela
Erika Valenzuela

Originaria del DF pero radicada en Ciudad Juárez, es diseñadora gráfica, en el 2008 comienza la maestría en Diseño Holístico donde se adentra a investigar, publicando sobre temas como tecnología, diseño y entorno social. Dede entonces continúa escribiendo, emprende proyectos de diseño y ha dado conferencias. Este año ha publicado en la revista Código en sus versiones impresa y electrónica, es colaboradora también del blog GraphicLust y es editora en FOROALFA. @dgraphicstyle.