La mutación del diseño

Escrito por -

¿Cómo ha sido la mutación del diseño, cómo ha cambiado? Veamos un rápido recorrido…

Las primeras escuelas de diseño centradas en Alemania como la Bauhaus, tenían el objetivo de ser una alianza que lograra interactuar con estudiantes, profesores, administradores y la comunidad en general, para crear una renovación en el oficio del diseño. Particularmente, la Bauhaus pensaba que se podría reforzar la comunidad de los diseñadores gráficos al alentar el pensamiento crítico sobre los medios y fines del campo gráfico. Lo importante era liberar las aptitudes creativas de los diseñadores más jóvenes, desarrollar una comprensión de la naturaleza física de los materiales y que pudieran aprehender los principios fundamentales del diseño.

La primera mutación entonces, buscaba desarrollar la conciencia perceptiva, la capacidad intelectual y la experiencia emocional de los diseñadores, para crear un proceso que los familiarizara con técnicas, conceptos y relaciones formales para toda expresión visual. Es decir, en este punto el “proceso creativo” mostraba un discurso fundamentado en la praxis; se integraban conceptos a la práctica para construir el oficio.

En sí todo era más artesanal, pero poco a poco el oficio se fue desarrollando hacia un entorno digital. Es ahí donde evolucionó y apareció la segunda mutación, donde se crearon nuevos software y nueva tecnología. Lo cual hizo que que se economizara el tiempo en los procesos de producción e incluso en el proceso creativo. Ahora bien, esta mutación ha sido (y sigue siendo) tan dinámica que fue trayendo consigo algo que podemos denominar: “la obsolescencia programada”. Muy ad hoc al sistema capitalista en el que nos adentrábamos. Veamos, por ejemplo este tipo de herramientas tecnológicas o entornos digitales que utilizamos, se transforman constantemente y “caducan” para seguir generando nueva y nueva tecnología. Pues bien, el diseño se programaba desde entonces para ser consumido dentro de ese sistema capitalista, donde la innovación es el gradiente que lo ha ido redefiniendo hasta hoy.

Claro, estamos en una especie de “lucha” para conservar la esencia de nuestra primera mutación, es decir, conservar nuestra conciencia perceptiva con el objetivo de seguir generando nuevas experiencias en la audiencia. Es importante valorar el avance tecnológico que vivimos, porque ha marcado también la evolución del diseño, solo que debemos tener cuidado en no sobrevalorarlo… debemos evitar depender de la tecnología, porque solo es eso: una herramienta. Por sí sola no es nada.

Para terminar, una última mutación que podemos percibir, se da porque hemos hecho consiente la integración de nuestro campo con otras disciplinas. Podemos decir que el diseño no trabaja solo y nunca lo ha hecho, pero ahora lo podemos entender mucho mejor. Gracias a este nuevo paradigma obtenemos una percepción holística, donde los distintos campos dialogan con el nuestro para pensar los proyectos de diseño.

Me despido, soy Erika, ustedes ¿qué opinan? ¿cómo ha sido la mutación del diseño para ustedes?

¡Hasta la próxima!

Imagen cortesía Shutterstock

Erika Valenzuela
Erika Valenzuela

Originaria del DF pero radicada en Ciudad Juárez, es diseñadora gráfica, en el 2008 comienza la maestría en Diseño Holístico donde se adentra a investigar, publicando sobre temas como tecnología, diseño y entorno social. Dede entonces continúa escribiendo, emprende proyectos de diseño y ha dado conferencias. Este año ha publicado en la revista Código en sus versiones impresa y electrónica, es colaboradora también del blog GraphicLust y es editora en FOROALFA. @dgraphicstyle.