Un gancho al corazón: Marketing de nostalgia

Escrito por -

Cuando algo ha funcionado anteriormente ¿por qué no repetirlo? De ello surge el marketing de nostalgia, de apelar a emociones, necesidades, fanatismos y conexiones pasadas. Que de alguna manera vuelven a mover fibras en el consumidor. La gente suele añorar lo que le gustaba, y cuando se lo regresas, lo apoyan con mucha más fuerza.

Según la RAE la nostalgia se entiende como “Tristeza o melancolía originada por el recuerdo de una dicha perdida”. Y si desglosamos un poco este enunciado, tenemos ciertas palabras muy importantes, melancolía, recuerdo, dicha, perdida. ¡Ding ding ding! Imagina los días en que organizas tu habitación, y te topas con tu GameBoy, un Tamagochi, el Discman o Casetera portátil donde escuchabas tus éxitos musicales favoritos, el Nokia 3220 que en su momento te parecía una maravilla porque se sostenía solo.

Lo cierto es que existe un target bien delimitado para el marketing de nostalgia, los millennials. Porque nacieron entre los ochentas y noventas, además algo que los caracteriza es la continua búsqueda de un vínculo más allá de lo comercial con los productos y servicios, lo mejor de todo es que son compradores compulsivos.

¿Cómo desarrollar tu estrategia de marketing de nostalgia?

  • Recuerda versionar el producto, no hacer una copia.
  • Segmenta por edad el público al que diriges tu campaña, ese sería tu público objetivo.
  • Es imperativo que quiénes desarrollen la idea, hayan vivido esa época, le agrega cierta ‘validez’.
  • ¡Añade algo extra! En la actualidad hay ideas innovadoras que al fusionarse con algo antiguo dan buen resultado.
  • Sin infringir derechos de autor, apela a sonidos, jingles, fuentes y estéticas pasadas.

Algunos beneficios

  • Reviven recuerdos positivos.
  • Posibilidad de abarcar dos tipos de target (quiénes vivieron en la época y entusiastas de lo retro).
  • Crear un lazo emocional marca-producto.

Sí bien el marketing de nostalgia no es nada nuevo, existió y seguirá existiendo en el futuro para las próximas generaciones. Puede ser una medida para volver a surgir con un producto, marca y mantener la fidelidad del consumidor por medio de lo emotivo. La nostalgia tanto como el sexo siempre venderá…  ¡Y no olviden ver el remake de Saint Seiya en Netflix!

AUTOR

Jesús Orlando Villamizar

Comunicador Social nivel Rookie. Venezolano. Copywriter, Community Manager y bailo cuando estoy ebrio. Friki de nacimiento y #SocialMierder por vocación. Entusiasta de las nuevas tecnologías y el salmón crudo (entre tantas cosas). Soy ese amigo impertinente que habla durante las películas. @TheOrolando ¡nos vemos en redes sociales!

Colaborador invitado
Colaborador invitado

Colaborador invitado

  • Carlos Alvarez

    Solo tengo una opinión, algunos millennials no conocieron dichos aparatos o servicios, en su caso es algo nuevo e interesante para ellos, creo y me baso en el buen Don Draper. Que lo interesante de esto es no competir en cuestión de tecnología, lo antiguo no es mejor que lo nuevo en tecnología, pero si en emociones, eso es la nostalgia.