3 pasos para vivir feliz en tu trabajo como publicista

Escrito por -

Hace unos meses estaba platicando con una amiga de las maravillas que tiene la ciudad de México, además de tener la mayor parte de las empresas nacionales, también su vida te abre mucho el panorama mental y creativo, pero ¿qué pasa cuando esa vida absorbe más de la cuenta?

Recuerdo muy bien que estaba a las 3:30 de la mañana haciendo trabajo de mi freelance y como diría mi mamá me puse a pensar “¿en serio merece la pena esta tortura?”. Digo la cuenta me gusta es interesante y claramente el dinero extra en esta ciudad (cdmx) no cae mal jamás.

Me puse a pensar en las cosas que podemos soportar o dejar pasar cuando se trata de querer cumplir o tener más ingresos, lo digo por lo que he vivido y veo a mis amigos y mismos compañeritos de trabajo. Entendí que muchas veces lo mejor es estar tranquilo y poder tener buena actitud aunque las cosas no vayan del todo bien (y eso sin hablar de la vida personal que a veces se vuelve el caos principal de las demás vidas)

Pero para eso intenté seguir tres autopasos que me sirvieron muchísimo, así que más vale que sirvan porque a mí me costaron lágrimas de sangre.

  1. No pensar que todo es acción propia: Muchos años me ha pasado que lucho por intentar sobresalir laboralmente sobre todas las cosas y aunque claro, el talento y la dedicación son innegables, también es mejor ir caminando que intentar correr, si una persona es mejor en algo no está mal o si alguien es más rápido tampoco, el parámetro está en la intención que le pongas a las cosas y que des lo mejor de ti.
  2. Conocer tu entorno: Al ser una persona ansiosa, las situaciones se vuelven mucho más estresantes que para cualquier mortal que no le importa seguir las líneas en los cuadernos o que no conocer lo que es el control. Para no viciar esta situación, es más saludable conocer quién te rodea y en quién te puedes apoyar si sucede algo, nunca pensar que no eres capaz o que vales menos como persona luchona trabajadora.
  3. Tener un poquito de Alzheimer: No hablo de olvidar las cosas importantes como las entregas o como los objetivos que tengas en tu trabajo, pero sí filtrar las cosas que no funcionan, como comentarios negativos, o actitud extraña de los demás y no solamente en el ámbito laboral, esto también me ha funcionado en la vida personal que tanto mencionaba. Así podrás ver a las personas como personas que se equivocan como uno y que a veces sus intenciones no son tan malas, y a las personas malas es mejor ni hacerles caso jeeee.

Creo que esta vez me adentré mucho en lo técnico y espero no sonar como algún artículo de superación personal, pero al final de cuentas son cosas que se van olvidando con la rutina y los pendientes del día a día. Cada quien también encuentra su escape de las cosas que nos hacen daño, yo por lo mientras seré feliz con un viernes sin nada que hacer y una barra de queso gouda :)

Colaborador invitado
Colaborador invitado

Colaborador invitado