La fe: un producto intangible. Marketing Religioso

Escrito por -

Según las últimas cifras entregadas por el Anuario Estadístico de la Iglesia, en el mundo hay 1 285 millones de católicos, que representa el 17.7% de la población mundial. En nuestro país, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, había 84 217 138 católicos de 112 336 538 habitantes según cifras de 2010 (Y no, México no es el país con más católicos; ese título se lo lleva Brasil).

¿Pero qué significan estas cifras? Así, llana y fríamente, son la gran oportunidad de marketing que la Iglesia católica no ha desaprovechado. ¿Que la fe y la salvación no son un producto físico ni un servicio? Es cierto. No es algo material ni tangible que podamos llevar puesto, usar o comer. Tampoco es un recurso civil que nos facilita la vida (habrá quien diga que sí y está en todo su derecho), pero sí proporciona un sentido de pertenencia y de bienestar. ¿Y acaso no es ése el objetivo de las marcas? ¿Crear comunidad y generar una relación emocional?

Visto de esa manera, la religión, cualquiera que sea, tiene ya caminado una parte del sendero mercadológico. Pero entonces, ¿qué le hace falta al marketing religioso? Volver útil, tangible y cercana a la fe, como si fuera un producto más de la vida.

Para esa misión, las Iglesias (de cualquier religión), congregaciones e institutos religiosos han convertido a las redes sociales en sus aliados para propagar su ideología y atraer vocaciones echando mano de todo cuanto tienen al alcance: blogs, podcast, fan pages y videos, y su pesca de vocaciones y de hombres de fe parece que es provechosa. Sólo hay que echar un ojo a algunas cuentas religiosas, por ejemplo, la fan page de la Jornada Mundial de la Juventud, que tiene casi dos millones de seguidores.

juventud fe

La intención de esta fan page, y muchas otras, es acercar su “producto”, la fe, a la gente, especialmente a la joven. Ejemplo de este empeño también es el iMisión, un congreso católico digital que puede seguirse a través de las redes y en el que participan influencers (?) católicos y expertos sobre religión y mundo online.

¿Otro ejemplo fulminante sobre el uso de las tecnologías y las redes sociales por parte de la religión para hacer llegar sus enseñanzas? Pues viene desde el Vaticano, y la iniciativa se llama El Video del Papa. Son videos mensuales donde aparece el Papa Francisco invitando al mundo católico a unirse en oración por algún motivo particular.

Los videos comenzaron a publicarse desde enero de 2016 en las cuentas creadas para esta causa en Facebook, Twitter y Youtube (además de su sitio web: El Video del Papa), y están elaborados por la agencia La Machi. Aquí les dejo uno:

Después de esa breve exposición seguro más de uno se pregunta si la religión se está convirtiendo en un producto. Es una cuestión delicada de contestar porque la respuesta está ligada al aspecto más íntimo y personal del hombre; lo que sí es un hecho es que los representantes de la fe han sabido entender el rumbo del mundo enfocando sus esfuerzos en una titánica tarea de evangelización digital, y que nosotros llanamente llamamos marketing religioso.

AUTOR

Minerva Delgadillo

Licenciada en Letras con experiencia en turismo, estadística y religión. Me apasiona el mundo digital y el funcionamiento e impacto de las RRSS en el mundo real; creo firmemente que estamos al filo de otro cambio de era digital. Me interesa la fotografía, la gastronomía, los vinos y el mundo fitness.

Colaborador invitado
Colaborador invitado

Colaborador invitado