El departamento financiero me hizo publicista y mejor creativo

Escrito por -

Cuando estaba en la universidad todos queríamos trabajar en el departamento de creatividad. De todos los departamentos (y no menos importantes) este es el que se lleva siempre los suspiros de los estudiantes, aunque hoy en día dicen que hay una aspiración más por “emprender” o ser freelance.

En aquel tiempo medios se veía aburrido, tráfico se sentía que no era importante (cuando puede llamarse el corazón de una agencia), planning no se mencionaba y cuentas era el temor de los creativos.

Ya empezando en agencias de publicidad, creatividad siempre tenía un miedo, temor y hasta odio hacia cuentas.

“El departamento que solo piensa en matar ideas”, “los que nos hacen maquilas”, “los que no creen en la creatividad” y muchas otras definiciones he escuchado en mi camino por la publicidad.

En el 2011 se me dio la oportunidad de dirigir un departamento. No solo a nivel creativo. O sea, viendo parte financiera también. En ese año, olvidé todo lo que se decía de cuentas por dos razones: la primera es que en cierta manera pasé a formar parte de ese rubro y entendí mucho de cómo funciona y su labor, y la segunda porque conocí el departamento financiero. Ese del cual nunca se habla en una agencia de publicidad.

Finanzas me convirtió en un publicista.

En mi primera reunión con una gerente financiera conocí un departamento tan importante y valioso. Nunca había entrado. De ellos solo sabían que me depositaban mi pago sin falta cada quincena. Esa reunión era importante porque ella me iba a indicar cómo fijar las proyecciones del departamento. Presten atención: un creativo sacando números, proyectando todo un año, conociendo los salarios de su departamento, entendiendo los márgenes y proponiendo cuánto se iba a ganar ese año. Sinceramente no salí corriendo porque amo los retos y estaba aprendiendo lo que para mí en ese momento iba a cambiar mi carrera.

En la segunda reunión donde le presentaba al V.P. de la agencia y a ella lo que iba a ser ese año, entendí que ya no era creativo. Me convertí en lo que siempre había deseado: un publicista.

En el año 2013, a mi llegada a Honduras, mi actual jefe me dio el brief de mi trabajo: haz que este departamento sea rentable.

Dos días después tuve otra reunión con él y la gerente financiera, es obvio, nunca lo pensé pero yo era una inversión: los números debían empezar a subir. No solo se trataba de hacer mejores cosas, velar por los resultados de los clientes, formar nuevos agentes de cambio en una estructura que no había caminado como se esperaba.

En ese primer año de trabajo todas las noches recordaba como había elegido publicidad porque no me gustaban las matemáticas. Cada semana revisaba números, saca cuentas, no estaba seguro de lo que hacía pero veía resultados y yo no quería ver números en mi carrera. Hoy tengo casi 5 años acá, por ende, los números han caminado como se esperaban y a veces siento que hasta mejor.

¿Por qué finanzas me hizo un mejor creativo?

Primero porque me enseñó de este negocio. No solo de ver el lado del cliente, sino porque también debo ver por el lado de la agencia.

Segundo, este negocio no es igual que en aquel enero 2004 cuando pisé la primera agencia. Los márgenes son otros, el talento humano busca otras cosas, la reinvención se debe dar cada día.

Una tercera razón es que el negocio cada vez busca ser más rentable para ambos lados. Medios ya no es la fuente de ingresos más grande de una agencia y ya no son tan fáciles de manejar. Al menos acá en Honduras hay negociaciones directas con las marcas y muchas de ellas tienen su departamento de medios internamente, entonces, ¿cuál es el actual valor y negocio de la publicidad? Las ideas. Eso que en algún momento se regaló por la comisión de medios hoy empieza a ser un ingreso bueno, y sino, le pueden preguntar a la agencias independientes que tienen tanto éxito hoy en día.

La producción, como cuarto punto, es fundamental para tener una buena entrada. En Facebook y Youtube no se trata solo de subir el comercial de TV y ponerle $1000 de pauta. Ahora debemos crear contenido, las grandes producciones se vuelven cada vez más escasas y se busca ser inmediato en las redes sociales. Un departamento inhouse de producción en una agencia es rentable, mucho, si se sabe manejar, sin olvidar que vuelve a la agencia más creativa.

En entrevistas pasadas escuché a Gastón Bigio y Darío Straschnoy hablando si en una agencia todos deberían entender sobre el negocio. Su respuesta es afirmativa. Las universidades deberían hablar un poco más de esto y no solo recetar leer libros con teoría. La práctica es muy diferente y entender el negocio, de la agencia y los clientes, nos va a convertir en publicistas.

Hoy sigo teniendo reuniones con finanzas. El negocio cambia más rápido. Cada vez son más pesados estos encuentros pero me siguen haciendo un mejor publicista y creativo.

AUTOR

Paul Rodríguez A.K.A. ModBeat
¿5 palabras para describirme? Mod Punk Digital Ad Nerd
Publicista desde 2004. Dedicado al área digital desde 2009.
Costarricense radicado en Honduras. Dirección Interactiva & Estratégica de BBDO Honduras.
He dado clases en escuela de creatividad y universidades. Con el tiempo me he dado cuenta que nunca se termina de aprender y la mejor manera de seguir haciéndolo es compartiendo el conocimiento.
Twitter: @ModBeat
Instagram: @ModBeat
Colaborador invitado
Colaborador invitado

Colaborador invitado