Microinfluencers, una alternativa frente a los adblockers

Escrito por -

Como usuarios que en promedio pasamos dos horas diarias en Internet, sabemos de primera mano lo que es lidiar con los anuncios publicitarios que, cada vez, percibimos como más intrusivos.

Pinchar una noticia y no poder leerla porque automáticamente salta un video, es más que molesto y ni qué decir de cuando tienes que ver un anuncio completo antes de disfrutar del video de tu canción favorita.

Con la revolución online, es natural que la publicidad haya tenido que adaptarse y buscar los formatos para que las marcas puedan seguir anunciándose y encontrando a su público ahí donde éste está.

Así, hemos visto la evolución del banner al anuncio instream ( en sitios que funcionan como reproductores de video como YouTube) y  outstream (videos que se activan en sitios dominados por texto).

Pero, ¿y los usuarios? No están muy contentos con esta publicidad y también se han adaptado echando mano a los adblockers o bloqueadores de anuncios.

Según el Reporte de Adblockers de 2017 de Page Fair, el uso global de adblockers creció un 30% en 2016 y, hoy en día, el 11% de la población mundial de internet usa un bloqueador de anuncios en alguno de sus dispositivos (unos 615 millones en todo el mundo).

Las motivaciones de los usuarios para instalar un adblocker, según Page Fair, pasan en primer lugar por un tema de seguridad, esto es, evitar la introducción de virus o malware, seguido de las interrupciones, la  velocidad y la privacidad.

Sin embargo,  el 77% de los usuarios está dispuesto a tolerar cierta publicidad si el contenido es bueno.

Todo esto representa un desafío que a veces ni las marcas ni los publishers quieren escuchar, pero está claro que los usuarios nos están enviando un mensaje en el que están pidiendo más creatividad y formas más “nativas” de hacer publicidad sin estropear la experiencia online.

Más creatividad y menos intromisión

Si tenemos en cuenta que los consumidores se dejan llevar por las recomendaciones de su entorno cercano, ¿por qué no volver al marketing de uno a uno?, al boca–oreja de toda la vida pero de una forma que resulte cercana y espontánea, y además escapando de los adblockers.

La respuesta puede estar en las campañas con microinfluencers.

Las marcas deben ser conscientes de que a los consumidores les gusta ver y oír a la gente como ellos, que funcionan como microinfluencers,  y si estas personas hablan o recomiendan un producto o servicio se sentirán más proclives a seguir sus sugerencias ya que este consejo viene dado por alguien en quien confían y no perciben como una intromisión.

El poder de las personas

El marketing con microinfluencers no es una publicidad al uso sino una recomendación, un patrocinio que se da en la forma de un contenido original que escapa de los adblockers.

Una vez visto el mensaje por la audiencia correcta, se logra el tan deseado viewability, ese que es cada vez más esquivo en la publicidad digital,  y además es creíble.

El contenido propio que crea cada microinfluencer que participa en campañas masivas de marketing digital está atomizado, con lo cual el mensaje de la marca se disemina en diferentes microaudiencias.

Con las campañas de marketing digital con microinfluencers se logra que muchas personas hablen a la vez de un producto con audiencias atomizadas, al final la suma de esas microaudiencias hacen una audiencia muy grande.

Si, por ejemplo, 100 microinfluencers participan en una campaña, crearán videos, blog posts, tuits , etc  diferentes hablando del mismo producto que compartirán en sus redes sociales.

Si alguien busca en Google ese producto, le aparecerán decenas de piezas de contenido con lo que mejora la presencia de esa marca en redes sociales y también en buscadores, un detalle positivo también en términos de SEO.

La publicidad evoluciona cada día y las marcas deben adaptarse para llegar de manera más natural a su público, eso sí, sin olvidar el enorme poder de las personas, porque todos somos influencers.

AUTOR

Ismael El-Qudsi

CEO y co-fundador de Internet República, una de las principales agencias de marketing digital, SEO y redes sociales en España. Internet República es la empresa matriz de las startups SocialPubli.com y SocialReacher, de las cuales Ismael es también gerente general. Sus más de 20 años de experiencia profesional en puestos ejecutivos como Jefe de SEO y Social Media en Havas, y director de proyectos para Microsoft Bing en su país natal, España, avalan a Ismael como un experto en temas de marketing digital, SEO, redes sociales y emprendimiento. Puedes encontrarlo en Twitter como @elqudsi.

Colaborador invitado
Colaborador invitado

Colaborador invitado