Sin lectura no hay escritura

Escrito por -

Desde que nací allá por la segunda mitad de los 70, siempre he tenido alrededor libros y cómics. Exagerando, podría decir que las hojas de un cómic fueron mi primer pañal. Aprendí a leer muy pronto y muy pronto también me convertí en un buen lector, con toda la afición que puede tener un niño, o más todavía, si es que puede darse esa circunstancia.

Décadas después sigo en las mismas, valorando los dos medios de expresión artística y de comunicación con cada molécula de mí mismo. Nada tienen que envidiar al cine, aunque tampoco son excluyentes. Todos, junto a la música y otras artes cuentan historias y transmiten sensaciones y emociones —es lo que nos hace humanos—, lo que nos hace sentir como seres vivos del reino animal, más o menos lo que somos, aparte de unos seres que buscan en silencio asilo político en una biblioteca.

Todas esas cosas que leemos nos ayudan a vivir, porque vivir también es eso, no es sólo andar deambulando por ahí, ir de viaje, hacer el Indiana Jones, o preocuparse exclusivamente de ganar cantidades desorbitadas de pasta. También sentarse un rato y surcar otros universos con ayuda de las viñetas y de los párrafos, es vivir, es pensar, y es sentir. Si no me creéis, preguntad a los millones de chupaletras como yo con los que compartís planeta.

Creo que fue Carlos Fuentes quien dijo que si se quiere escribir, hay que leer sin parar, que la escritura no empezó en nosotros. Lo dijo y es cierto, es el requisito mínimo para poder comenzar a escribir, da igual que sea ficción, periodismo, que redacción publicitaria, lo que sea, cualquier cosa, uno no puede pretender ponerse a escribir desde la nada porque lo que va a salir de eso es el viaje a ninguna parte.

Una campaña, un anuncio, igual que una nota de prensa, un artículo de opinión, un relato, una novela, y hasta un guión, nunca pueden salir solos, necesitan de referencias culturales anteriores, lo que no quiere decir que se vaya a copiar estilos ni recursos, tan sólo se trata de hacerse con una pequeña base cultural por la que hilar hasta llevar a la propia voz y el propio estilo escribiendo y a partir de allí ya seguir hilando nosotros, pero sin dejar de enriquecerse, observando los elementos ajenos y saber cuál es el siguiente paso que hemos de dar. Se trata, en resumen, de leer para evolucionar mentalmente y andar mejor por nuestro camino,  creando contenido propio y original. Y eso sólo se puede hacer habiendo leído y sin dejar de hacerlo, un paso tras otro, y nunca dejar de aprender. Podría decirse que sin lectura previa, no hay escritura posible.

Javier García
Javier García

Operario de la letra, redactor y narrador con debilidad por la comunicación y la publicidad que explora, cual curioso astronauta, habiendo revoloteado en el cómic, la radio y en medios escritos, orbitando en la publicidad para el pequeño comercio, a la vez que en otras escrituras más líricas. Sígueme como @xabelg