Más allá del objeto…

Escrito por -

Al entrar en un proyecto donde debemos planear algún objeto de diseño, implica observar el fondo o escenario social de nuestra audiencia, su comportamiento, sus creencias, sus estilos de vida. Es decir, la parte humana o vital del target. Bueno ese es el inicio, diseñar más allá del objeto es un proceso que conlleva pasar por cuatro niveles, acá se los dejo…

El primer nivel que se fue describiendo arriba, puede verse como el marco que al final realza la forma, las características que debe ir adoptando el objeto de diseño. Aquí, lo que debe importar es la “fotografía”, el escenario, la esencia del individuo… por supuesto es esa línea que diferencia los distintos segmentos de la audiencia.

El segundo nivel es la forma en la que vamos a VINCULAR, cómo vamos a “conectarlos”. Aquí es entender cómo se relaciona el hombre con la función del objeto. Es así que para cubrir esa vinculación necesitamos preguntarnos tres cosas: cómo van a distinguir el objeto, cómo vamos a captar al target y cómo mantenerlos interesados en ese objeto. El vínculo hacia la audiencia es una forma de ciclo (recuerden esta palabra), tiene que ser dinámico, propositivo, creativo… y coherente.

El tercer nivel es crear una percepción. Digamos que la “conexión” del nivel anterior nos va a ayudar a que la audiencia observe y entienda el objeto para que experimente con él. Ahora, este nivel debe enfocarse en añadir valor al diseño, elementos significativos como por ejemplo: alta tecnología, comunicación eficaz, usabilidad, impacto en el mensaje, armonía, o simplemente “algo” que la audiencia no se espera. Para el target significa “vivir” la esencia de lo que representa el producto.

Por último el cuarto nivel es la resolución (conclusión) o cierre del vínculo. Es volver a empezar el ciclo. Acá, lo importante es replantear el objetivo del diseño, y reformular la pregunta ¿cómo mantenerlos interesados? En esta etapa la audiencia se desliga del objeto de diseño y comienza a buscar otra alternativa. Como diseñadores este nivel es clave para detectar las necesidades de la nueva propuesta, significa actualizar, seguir transformando, transmitir otra imagen, etc. Puede ser gradual, desde un cambio sutil hasta algo “muy innovador”. El mayor reto del nuevo vínculo es volver anclar al público, por eso siempre debe tomarse en cuenta desde el inicio del proyecto.

Si pasamos por estos niveles, si llegamos a entenderlos y aplicarlos habremos hilado cada etapa del proceso y  lograremos un diseño más allá del objeto.

Me despido, quédense con esta frase:

la gente ignora el diseño que ignora a la gente

¿Ustedes qué opinan? Soy Erika.

¡Hasta la próxima!

Erika Valenzuela
Erika Valenzuela

Originaria del DF pero radicada en Ciudad Juárez, es diseñadora gráfica, en el 2008 comienza la maestría en Diseño Holístico donde se adentra a investigar, publicando sobre temas como tecnología, diseño y entorno social. Dede entonces continúa escribiendo, emprende proyectos de diseño y ha dado conferencias. Este año ha publicado en la revista Código en sus versiones impresa y electrónica, es colaboradora también del blog GraphicLust y es editora en FOROALFA. @dgraphicstyle.