Claro Sports 10, Claro Video 5

Escrito por -

Con la transmisión de la inauguración de los Juegos Olímpicos de PyeongChan, Claro Sports ha demostrado su liderazgo en América Latina en cuanto a eventos deportivos en plataformas de Internet. Como también ha demostrado un gran avance en los cuatro años que nos separan de los juegos olímpicos de Sochi 2014; comentaristas más desenvueltos, con mejor conocimiento del deporte y que son capaces de enseñar las reglas básicas de los deportes a muchos latinoamericanos que nos son totalmente desconocidos, o al menos eso ha sucedido en los primeros días de competencias.

La fuerza del equipo de producción de Claro Sports queda de manifiesto con los diferentes eventos que transmiten semanalmente por Internet y en sus canales de Dish. El fútbol de la Liga MX si se trata del equipo León, Lucha Libre, NBA y la Liga Femenil Mexicana de Fútbol.

La unión de la empresa de Slim con el periódico deportivo español Marca en enero de 2017, ha colocado a Claro Sports entre los referentes del deporte en Latinoamérica, a la saga de ESPN, Fox Sports y TDN, sin embargo la posible desaparición de Fox Sports, por la compra de la empresa por Disney dueña de ESPN y cuya compra no incluyó a Fox Sports en Estados Unidos, pero si en Latinoamérica, y evitando la canibalización de las marcas abrirá a Claro Sports un nuevo hueco por llenar, así como la crisis que se vive al interior de Televisa.

Claro Sports es la dueña de los derechos de los Juegos Olímpicos de Invierno este año y de los que habrán de efectuarse en 2022 en Pekín, así como los Juegos Olímpicos de Verano de 2020 en Tokio y 2024 en París, por lo que no puede sorprendernos que la plataforma vaya a seguir creciendo a pesar de las triquiñuelas de Univisión y su pobre brazo mexicano Televisa, por conservar toda la Liga MX o a la selección Nacional, parece que la suerte está echada y más temprano que tarde éstas también pasarán a ser parte de Claro Sports.

Y mientras por un lado podemos trazar una ruta de éxito para Claro Sports, no sucede lo mismo con la rama de entretenimiento de la marca; Claro Video. Superada por la enorme oferta de Netflix y la producción nacional exagerada y sin calidad de Blim. A pesar de ser el segundo lugar en las preferencias de los mexicanos que consumen contenidos de entretenimiento on line, Claro Video, carece de una oferta propia interesante y diversa como sucede con sus dos competidoras y por si fuera poco con la próxima aparición de la plataforma de Disney.

Con las dos temporadas de La Hermandad y la única de Run, Coyote, run, Claro video muestra que está dirigida por una serie de ejecutivos mediocres y temerosos de arriesgar, y en este negocio, en el mundo de hoy, el que no arriesga no gana. La Hermandad que en su primera temporada mostró que a pesar del miedo que los directivos de Claro Video le tienen al gobierno mexicano y no se atrevieron a llamar al pan, pan, se pueden hacer cosas interesantes y de calidad, no sustenta la poca producción con que la plataforma puede y debe intentar afianzar su lugar en el gusto de los latinoamericanos y de los mexicanos.

El estreno tardío de la segunda temporada de La Hermandad y el inicio con nula promoción de Run, Coyote, run, demuestra la ineficiencia de los ejecutivos de la plataforma más importante en Latinoamérica de entretenimiento on line. Viendo las producciones que Claro Video realiza en países como Ecuador o su serie El Torito, pareciera que el espíritu del Tigre Azcárraga se pasea en las mesas en las que se toman las decisiones al interior de Claro Video, pues puros contenidos de muy baja calidad y de pastelazos son los que merecen la inversión de este importante grupo de comunicaciones que se rehúsa a nacer como se debe.

En un futuro inmediato, la gente de Claro Video se verá obligada a decidir si quiere crecer y formar parte de la competencia en cuanto a contenidos de entretenimiento on line se refiere o prefiere languidecer y perderse en la noche de los tiempos mientras Claro Sport sigue consolidándose y dando satisfacciones a los dueños de la empresa.

Armando Enríquez Vázquez

Productor de televisión, escritor desde hace más de veinticinco años, columnista en diferentes publicaciones virtuales e impresas. Oriundo y transeúnte de una de las ciudades más pobladas del mundo de la que estoy orgulloso. Mis encuentros y desencuentros con la publicidad se han hecho muchas veces desde el terreno del receptor del mensaje y no del emisor. Me ocupan entre otras cosas el futuro de los medios, el abuso de la palabra creatividad y el desarrollo de contenidos atractivos en diferentes medios. Sígueme en twitter: @cernicalo