Publicidad

Anuncios con los colores del arcoiris

[youtube]www.youtube.com/watch?v=oC_MooDtoLg'[/youtube]

 

Tengo conocidos, familiares, y muchos amigos que prefieren a personas de su mismo sexo para tener una relación amorosa. Creo que conozco la razón de estar rodeada de gente así, pues he estado siempre cerca de las artes, la pintura y la danza principalmente, sin afán de generalizar, me parece que la segunda disciplina es un filtro para hombres que tienen preferencia por su mismo sexo, no generalizo pero vaya que abundan y que son excelentes bailarines. Por otro lado, estudié en una escuela de monjas para mujeres, supongo que algunas de mis compañeras encontraron “el gusto” o se definieron al encontrarse rodeadas por mujeres en la etapa de la hormona a todo lo que da. Quizá son explicaciones que yo encuentro en mi historia de vida, quizá aunque las circunsatnacias fueran otras para  ellos y ellas, seguirían prefiriendo a gente de su mismo sexo, como sea, las razones de sus preferencias o de que tenga la fortuna de conocer a mucha gente así no me interesan.

Imagino que muchos de ustedes al igual que yo, hemos apoyado movimientos en donde nos invitan aparticipar, asistimos a antros “segmentados” con [email protected], apoyamos las marchas que realizan (muy frecuentemente por cierto) y muchos incluso están a favor de que adopten. Aunque no tengamos estas preferencias, de una u otra forma les hacemos ver que los apoyamos, que luchamos por sus derechos y para que los respeten.

Hace un par de días trataba de hacer memoria y recordar alguna campaña mexicana que explícitamente mostrara homosexualidad, no tuve éxito, lo que sinceramente me hizo tener un conflicto existencial. Tristemente me di cuenta de que aún seguimos siendo (como sociedad) algo selectivos, algo discriminativos y algo cerrados. Ninguno de nosotos, o la mayoría, estamos preparados para ver en TV abierta, en cadena nacional, en horario familiar un comercial que toque el tema de la homosexualidad, mucho menos para pensar o proponer una idea para una campaña frente a nuestros jefes o clientes que aborde esta temática. Esta brecha me hace pensar que seguimos estando muy lejos de ser una sociedad que respete y que tenga la capacidad de analizar y no “espantarse” con este tipo de contenidos.

Es muy diferente utilizar el lesbianismo como objeto de morbo y de excitación (lo que se hace frecuentemente en muchos anuncios) a entender la homosexualidad femenina, considero que estamos confundidos, considero que no estamos bien educados todavía.

Ojalá que dejáramos de gritar que somos una sociedad abierta y que apoyamos a estas personas y que por dentro estemos dándonos golpes de pecho. Ojalá que perdamos el miedo a ver y explorar cosas nuevas, ojalá aprendiéramos a ser coherentes.

¿Ustedes recuerdan anuncios o campañas mexicanas que toquen este tipo de temas? ¿qué opinan de los tabúes que aún poseemos como creativos, publicistas, comunicólogos, mercadólogos y clientes mexicanos respecto a este tipo de temas?

[yframe url=’http://youtu.be/zg7BHbfCeHo’]
Twice

Me traslado en ese vehículo que te hace llegar más rápido y más cerca a otra persona, las letras. Publicista por accidente. No busco caminos, los trazo. Soy una guerrera y las guerreras como yo no conocen el miedo. Detenerse es morir, nunca lo hagas. Web 2.0, creatividad y pasión por la publicidad.

Sigue a Twice en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Close
Close