Publicidad

Confesiones de un manipulador

La economía de los medios de comunicación es explotada con el único objetivo de lograr cambiar la percepción de la gente. Me gustaría pensar que el principal objetivo de los medios de comunicación fuera comunicar al público lo que es importante y valioso para el mundo. El rol del escritor debería de funcionar como un “couch” personal que anime a la gente a querer vivir. El trabajo de los medios no es el de interpretar la vida, sino informar sobre la vida.

El problema es cuando los medios se convierten en un peligroso negocio y el objetivo de comunicar para darle forma al mundo, se transforma para ser uno de los poderes más peligrosos, donde su única función es manipular.

Debido a esto, Ryan Holiday, un reconocido director de marketing, se decidió a escribir un libro donde plasmó las estrategias más macabras de los medios de comunicación, el libro se titula “Trust me, I’m lying: Confessions of a Media Manipulator”.

Habrá que echarle un ojo al libro, para comenzar a entender de qué manera es que toda esta industria ha logrado acaparar nuestra atención durante tanto tiempo.

Por: Carla de la Parra

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=BIzWRTCMk0k’]
Colaborador invitado

Colaborador invitado

Sigue a Colaborador invitado en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Close
Close