MarcasMarketing

¿Tiene usted una marca psicópata en casa? ¡Sáquela!

Querido lector, hace algunos meses me encontré enfrascado en una lectura apasionante sobre las marcas psicópatas. Me interesé tanto que hablé conmigo mismo sobre el tema durante algunos días. Al fin de mis meditaciones me pregunté: ¿alguno de los autores de aquel artículo había hablado con un psicópata de verdad para escribir ese trabajo, o solo había citado alguna investigación? La respuesta fue obvia, así que decidí ir en busca de un psicópata de carne y hueso.

He aquí mi encuentro, y mi muy humano pensamiento sobre las marcas psicópatas.

Viernes 17 de agosto. Lima. 

Sala de Salud Mental PNP. 8:30pm

 

Era una noche de invierno, húmedo y ligeramente opaco (como aquellos de las novelas de Sherlock Holmes). Yo me encontraba esperando, con el permiso oficial del hospital en las manos, a que una enfermera me condujera a mi primer encuentro con un psicópata…

Muchas veces en las góndolas de un supermercado o en las tandas publicitarias no percibimos el ingreso de un cierto tipo de marcas, que lo que buscan es sobrevivir, lo cual no tendría nada de malo, de no ser que para lograrlo necesitan destruirte. Son marcas que al igual que los parásitos se fijan en tus hábitos y no tienen ningún interés en tu experiencia como consumidor o como usuario, solo quieren capturarte, retenerte a la fuerza, en lugar de posicionarte y persuadirte. Esas son las marcas psicópatas, aquellas que no conviven sino que raptan. Son las marcas que nunca negocian

…No medía más de 1 metro con 65 centímetros, su cabello ondulado trataba de ocultar, sin éxito, la ola de canas que le daban un aspecto de sabiduría y paciencia. No era el psicópata que esperaba, al menos eso pensaba. Sentada frente a mí y resguardada por dos enfermeros estaba aquella mujer de 67 años, que me miraba dulcemente y esbozaba una sonrisa ingenua. Era la viva imagen de una abuela engreidora. Nada más lejos de la verdad…

Una marca psicópata no es fácil de detectar a simple vista, éstas poseen un conocimiento metafórico, capaz de engañar a cualquiera. Son marcas con mensajes ingeniosos, con lindas historias, en donde desbordan un encanto de beneficios, que terminan por atraernos a una telaraña llena de expectativas rotas, y reclamos no atendidos. Las marcas psicópatas son, lo que nunca nos dicen. Son las marcas que atrapan a los más débiles. Sí, mi buen lector, las marcas psicópatas se camuflan entre las demás marcas, y tienen como único objetivo: mentirnos.

La gran y vital diferencia a las marcas saludables, recae en la intención. Las marcas saludables crean lazos en el tiempo, buscan co-crear junto a las emociones y sentimientos, mientras que las psicópatas te explotan.

… La anciana me dijo: “tienes que ayudarme a salir de aquí, yo solo quise matar a “esos” (su familia), no servían para nada”.

Mientras me lo decía, su rostro no se había modificado, seguía expresando tanta inocencia y sentimentalismo como cuando se sentó frente a mí. Sentí un escalofrío indescriptible.

De pronto, una ráfaga de furia empezó a salir de su boca, insultándome, al ver que yo no tenía la mas mínima intensión en ayudarla. Los enfermeros la agarraron de inmediato, mientras sus ojos me clavaban sus más profundos deseos. Retrocedí.

Pasaron unos minutos y así como empezó aquella verborrea de insultos, comenzó su última transformación: la indiferencia. Me ignoró por completo, no existía para ella, yo era un ser inferior al cual no necesitaba. Se paró y me dedicó su última mirada, una mirada de muerte. No pude aguantar y miré a otro lado. Ella había decidido que esa entrevista había terminado. Se la llevaron sin necesidad de fuerza alguna…

… Solo me respondió una pregunta ¿Por qué estás aquí?, y eso bastó para sentirme satisfecho. Mi reunión con una psicópata había terminado. Yo había sobrevivido.

Querido lector, al igual que la anciana que entrevisté, las marcas psicópatas no tienen estrategias solidas a futuro, solo quieren tu reconocimiento, no importa como lo consigan. Para ellas no existen los insights o los conceptos creativos, solo el condicionamiento clásico (premios y castigos). Su analfabetismo emocional, hace que se le caigan las máscaras, mostrando su ansiedad y sus verdaderos deseos. Las marcas psicópatas son carismáticas, como muchos asesinos, no poseen cara de locos y eso los hace más peligrosas. Es por ello, estimado lector que le dejo unos tips para sacarlas de su casa:

 

1ro. Controle sus emociones al momento de la compra. Respire y piense.

2do. No crea todo lo que le dicen.

3ro. Piense siempre en pedir demostraciones a mediano plazo.

4to. Lea las letras pequeñitas.

5to. Investigue y comente con sus amigos en las redes sociales.

 

No deje entrar a cualquier “anciana” a su casa.

Carlos Dulanto

Director Gerente de Gen Quijote. Dr. Creativo y Planner publicitario. Fue creativo para cuentas como Panasonic, Donofrio, USIL, Halls, en la agencia JWT. Conferencista Internacional en temas de Insights del consumidor y Publicitarios. Es Neurocientífico Publicitario y Asesor en temas de NeuroBranding, Creatividad & Innovación. Forma parte de los Docentes de Miami AD School México City, y Catedrático en cursos de Comportamiento del consumo y Creatividad publicitaria en las más prestigiosas Universidades de Lima. Cuenta con Maestrías en Psicología y en Docencia Universitaria con la Universidad Andrés Bello de Chile.

Sigue a Carlos Dulanto en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Close
Close