Diseño

Contaminación visual-mental

Vivimos en tiempos de contaminación total. Hemos contaminado el agua, el aire, el suelo, el sonido y los paisajes. Contaminamos incluso los grandes relatos a tal grado que pensadores de la talla de Lyotard consideran que éstos han llegado a su fin1. Ya bastante se habla sobre la responsabilidad cívica que tenemos los habitantes de este planeta en cuanto a este tema. Pero dejando de lado la ecología ambiental, es interesante echar un vistazo a la ecología visual, donde quizás el actor más responsable resulta ser el diseñador gráfico o de información.

El tema de la contaminación visual no es nuevo. Sabemos que esa maraña de anuncios espectaculares, pantallas gigantes de LEDs y demás globos, toros y pelícanos contaminan el paisaje. Sabemos igualmente que este tipo de espacios de comunicación podría y debería controlarse de una forma más ordenada y menos agresiva, cosa que no sucede claramente debido a intereses de tipo capitalistas que no discutiremos en esta ocasión. Existe, sin embargo, un tipo de contaminación visual que trasciende silenciosamente y se instala en gran cantidad de videntes (entiéndase vidente como toda persona que goce del sentido de la vista). A este tipo de contaminación la nombraremos “visual-mental” para efectos prácticos.

El problema de la contaminación visual-mental se deriva de dos certezas: una, que la imagen es la herramienta pedagógica por excelencia; y dos, que desde tiempos remotos el ser humano se vale de la imitación para su evolución y supervivencia (imitando a otros animales nuestros antepasados aprendieron a cazar, imitando a los adultos los niños aprenden a hablar, etc.). Así, de las imágenes que observa el hombre aprende e imita o reproduce diversos aspectos. En buena parte gracias a esto es que la publicidad visual funciona. Porque de tanto ver en distintos anuncios a un modelo sonriente disfrutando de un producto determinado, gran parte de los videntes termina por desear el mismo producto para disfrutarlo tal y como lo hace el actor.

Hasta aquí el planteamiento puede sonar obvio y posiblemente nos recuerde aquel famoso tema de las neuronas espejo. Pero ¿y si fuera que además de imitar conductas y actitudes el hombre imitara la sintaxis de la imagen? Si los errores de sintaxis pueden existir tanto en un texto literario como en una imagen ¿qué pasa con la mente de un vidente que está continuamente expuesto a imágenes que presentan errores de sintaxis? La respuesta: el individuo aprehende esos errores o, en otras palabras, sufre de contaminación visual-mental. Y ¿qué implicaciones tiene este tipo de contaminación? Que aquellos sujetos “contaminados” terminarán por incluir dichos errores a su alfabeto visual, y de cierta forma terminarán imitando o reproduciendo los mismos errores de sintaxis.

Lo antes descrito debería ser igual de preocupante que cualquier otro tipo de contaminación, sin embargo ha sido poco estudiada y probablemente jamás exista un Green Peace que luche contra la contaminación visual-mental. Precisamente por eso, resulta de suma relevancia que los diseñadores tomemos cartas en el asunto y tengamos muy en cuenta la importancia de una sintaxis de la imagen limpia y clara, recordando que, como explica Dondis A. Dondis:

“En todos los estímulos visuales y a todos los niveles de inteligencia visual, el significado no sólo reside en los datos representacionales, en la información ambiental o en los símbolos incluido el lenguaje, sino también en las fuerzas compositivas que existen o coexisten con la declaración visual fática. Cualquier acontecimiento visual es una forma con contenido, pero el contenido está intensamente influido por la significancia de las partes constituyentes, como el color, el tono, la textura, la dimensión, la proporción y sus relaciones compositivas con el significado.”2

En este sentido y comparando la mente de un vidente con el medio ambiente, generar un producto de diseño con buen manejo de la sintaxis podría compararse con separar la basura o reciclar; y por el contrario, uno con errores en la sintaxis de la imagen sería equivalente a tirar aceite de cocina por el caño o quemar plástico.

1 Jean-François Lyotard, La condición postmoderna. Ediciones Cátedra. Argentina, 1991 (2ª edición).
2 Dondis A. Dondis, La sintaxis de la imagen: Introducción al alfabeto visual. Editorial Gustavo Gili. España, 2011 (1ª edición, 22ª tirada).

Etiquetas

Artículos relacionados

248 Comments

  1. Discutamos los intereses capitalistas, Maga, ¿al fin no son el origen de cualquier corrupción antinatura?
    ¡Saludos!

  2. Pingback: ????? ? ??????
  3. Pingback: roulette
  4. Pingback: Dusty Berkebile
  5. Pingback: More Info
  6. Pingback: sahte lida
  7. Pingback: Mens Shoes
  8. Pingback: The Crew
  9. Pingback: seo services
  10. Pingback: finding a job
  11. Pingback: Click This Link
  12. Pingback: wicked lasers
  13. Pingback: gay
  14. Pingback: grants for women
  15. Pingback: Vietnam flower
  16. Pingback: Website
  17. Pingback: great blog posts
  18. Pingback: webinar software
  19. Pingback: pattaya dentist
  20. Pingback: ps4
  21. Pingback: geeky gadgets
  22. Pingback: arduino uno-r3
  23. Pingback: she said
  24. Pingback: Wound Care
  25. Pingback: tym miejscu
  26. Pingback: tutaj
  27. Pingback: w tym miejscu
  28. Pingback: sprawdz
  29. Pingback: KimK
  30. Pingback: electrician
  31. Pingback: Ray J
  32. Pingback: foreigner loans
  33. Pingback: business loans
  34. Pingback: best insurance
  35. Pingback: Ray J
  36. Pingback: url
  37. Pingback: pagina
  38. Pingback: erhu store
  39. Pingback: youtube views
  40. Pingback: Read This
  41. Pingback: Peru tours
  42. Pingback: Peru trips
  43. Pingback: Ardyss.com
  44. Pingback: iWowWe Review
  45. Pingback: Peru trips
  46. Pingback: cd singel
  47. Pingback: telefonsex girls
  48. Pingback: Kylie Wakham
  49. Pingback: friv
  50. Pingback: guarda moveis
  51. Pingback: Discover More
  52. Pingback: description
  53. Pingback: More Info
  54. Pingback: ira withdrawal
  55. Pingback: Shorewood Fences
  56. Pingback: cna training
  57. Pingback: the label 360
  58. Pingback: top ten stocks
  59. Pingback: cash
  60. Pingback: plano plumbers
  61. Pingback: strona
  62. Pingback: amazon ebooks
  63. Pingback: Residual
  64. Pingback: friv
  65. Pingback: obczaj
  66. Pingback: read full report
  67. Pingback: Ashely Misik
  68. Pingback: barbie games
  69. Pingback: parfüm
  70. Pingback: happenings
  71. Pingback: beat maker
  72. Pingback: Ricky Mollet
  73. Pingback: malware removal
  74. Pingback: miniclip.com
  75. Pingback: juegos juegos
  76. Pingback: Movers Airdrie
  77. Pingback: blog
  78. Pingback: World Footprints
  79. Pingback: Presents For Men
  80. Pingback: klohe kardashian
  81. Pingback: SMS sending
  82. Pingback: tarjouslehdet
  83. Pingback: visit website
  84. Pingback: online colleges
  85. Pingback: nsa sex
  86. Pingback: rental apartment
  87. Pingback: szkola
  88. Pingback: shemale cams
  89. Pingback: short trend
  90. Pingback: replica watches
  91. Pingback: v2 cigs
  92. Pingback: dating the rich
  93. Pingback: Technology
  94. Pingback: girls games
  95. Pingback: Travelgenio
  96. Pingback: Kim K Superstar
  97. Pingback: cheap toms shoes
  98. Pingback: uptrend college
  99. Pingback: budownictwo
  100. Pingback: malaysia seo
  101. Pingback: watch
  102. Pingback: linkwheel
  103. Pingback: muzyka
  104. Pingback: rabaty
  105. Pingback: wallpapers
  106. Pingback: www
  107. Pingback: fligts price
  108. Pingback: www
  109. Pingback: ionized water
  110. Pingback: spy camera
  111. Pingback: football jewelry
  112. Pingback: sporty watches
  113. Pingback: mlb gifts
  114. Pingback: telefon sex
  115. Pingback: Kids Entertainer
  116. Pingback: Paleo Cookbook
  117. Pingback: weight loss help
  118. Pingback: bazy mailingowe
  119. Pingback: Zalando Schuhe
  120. Pingback: jse index chart

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close