CampañasPublicidad

Fiesta con Bacardí: historias para contar

Una de las estrategias más efectivas en el mundo de la publicidad es la identificación con la marca. Bacardi lo hace con un nuevo spot llamado `Oak Adventures´.

Tenemos a Santi, a Carlos y a Alex. Estos tres amables caballeros crean una escena típica de nuestros días de fiesta y recrean ese instinto que todo hombre lleva dentro. En este interesante capítulo podemos observar tres cosas que mueven al ser humano, el sexo, la pertenencia a un grupo y el miedo a la muerte, tal como lo menciona Freud en su obra “Psicología de las masas…”. Pero pasemos a la parte divertida.

Seguramente la mayoría de nosotros encajamos de alguna u otra forma con la personalidad de alguno de estos interesantes sujetos, por lo tanto, sabemos que al salir de fiesta todo puede pasar, y cuando decimos “todo” hablamos en serio.

En este peculiar grupo reina el tema del sexo. Al comenzar, todos hablan de cómo ligar y de quién ha disfrutado de los encantos que cada uno tiene, pero uno de ellos, Santi (el galán del grupo), cuenta la astucia con la que manejó la situación de un sábado por la mañana.

Resulta que Santi tiene en la mira a una hermosa mujer, que lamentablemente va a acompañada de esa aburrida amiga que todo lo echa a perder. En dicho momento aparece el sentimiento de pertenencia, encarnado en uno de los miembros, que ayuda a su compañero a librarse del “problema”.

Santi, con actitud de vendedor estrella, insiste hasta que logra persuadir a la señorita para proceder al segundo acto, pero al terminar (como todo caballero) decide llevarla hasta su casa. Es en este punto cuando nuestro caballeresco personaje se encuentra con una posible amenaza y es donde el miedo a la muerte aflora, miedo que hace que su ingenio salga a la luz en un momento donde no tenía escapatoria.

Como diría Shakespeare, “El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos”.

Para que sepas de qué te hablamos, te dejamos aquí abajo este entretenido spot:

*Cualquier parecido con la realidad, es mera coincidencia.

Etiquetas

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close