Comunicación

De los labios del vendedor al gusto del consumidor

En esta época en que los sentimientos son lo más recurrido en la publicidad, de pronto hacen falta mensajes que sepan evocar a los sentidos. Pero no es necesario usar la vista y el olfato – el primero el más sugestivo y el segundo el de los recuerdos—para crear nuevas sensaciones en los consumidores y se puede lograr a través de la lingüística.

El oído, claro está, se puede enamorar a través de un mensaje estratégico producido por un trabajado aparato fonador, pero ¿cómo enamorar el gusto sin que el consumidor entre en contacto con el producto? Ese también es trabajo de la lingüística, que desentraña los secretos del habla, de la lengua como órgano y como sistema y del fenómeno de la comunicación.

En la publicidad ayuda a descubrir los efectos que tienen en la audiencia algunos sonidos deliciosos, y es así como se puede invitar al público a probar un helado en un spot de 15 segundos, en el que el producto aparece en los dos últimos y en los segundos anteriores hacer tomas a la pronunciación de una misma palabra.

Seguramente te dieron ganas de pronunciar la palabra, como efecto de las neuronas espejo y además de la lingüística. Estudiemos su fortaleza. Para comenzar se trata de una palabra italiana, lengua atractiva para cualquier parlante de otra lengua romance. Al pronunciar ‘Stracciatella’ pon atención: la mayoría de los movimientos que sigue tu lengua (órgano) son con la punta; sólo la pronunciación de la /r/ y la /ch/ implican movimientos más complejos. ¿Esto qué indica?

¿Sabes en dónde se localizan las papilas gustativas que detectan lo dulce? En la punta de la lengua. Así que al pronunciarla, esas papilas son estimuladas por el movimiento suave de la lengua y recuerdan al cerebro el sabor. Pronúnciala de nuevo. Es posible decir ‘Stracciatella’ sin necesidad de emitir sonidos con las cuerdas vocales, convirtiéndose en un susurro.

Esa combinación de sonidos fuertes al principio y muy suaves al final manda al cerebro una señal de algo intenso y sublime a la vez, atractivo para el paladar. Y así, ya estimulado el oído, la boca y la vista con los lindos labios y dientes del video, entonces se muestra el producto que saciará a los cinco sentidos. Lástima que sólo se vende en Europa…

Foto cortesía de Fotolia.

Etiquetas

Artículos relacionados

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close