ComunicaciónPublicidad

El coopy, coopyrador o copy cooperativo

El carácter se forja en el pueblo, en sociedad, con la masa, pero el talento es algo que se fragua a solas, que se cocina a solas, aislados, dicen los artistas. ¿Hacer textos publicitarios es un trabajo cooperativo, individual o que se hace en equipo? No es lo mismo el trabajo cooperativo que el trabajo en equipo. Una persona puede saber hacer lápices, puede saberse todo el proceso para hacerlos y fabricarlos. Cuando muchas personas saben todo un proceso y lo ejecutan, realizan trabajo en equipo. Otra persona, en cambio, tal vez sólo sepa hacer la goma del lápiz, y tendrá que cooperar con otra para finalizar su lapicera labor. Muchos redactores se enojan cuando alguien interfiere en su trabajo, y lo hacen alegando que al mover la palabra A todo se viene abajo. Simulan, parece, que su texto es un preciso tablero de ajedrez. Aceptemos que así es, y aceptándolo, preguntémonos: ¿es útil un texto publicitario demasiado rígido? No. Los redactores debemos practicar el `coopy´ o redacción cooperativa. Paso uno: lanzar una proposición, un enunciado, frase, mensaje, eslogan, lo que sea, y hacer que nuestro interlocutor lo lea, lo mastique, lo trabaje, lo exprima. Imaginemos que lanzamos lo siguiente: “Solo encontrarás la Felicidad”. ¿Qué hará nuestro cooperador o “coopyrador”? Pensar cuáles son las imágenes que casarían mejor con las palabras lanzadas. Para la palabra “Solo” podría proponer algo así: un cuarto oscuro, un cerebro, una nube que recorre nuestro cuerpo, un soplo que circula por nuestras venas. Para la palabra “Felicidad” podemos imaginar una flor, un sol, un niño corriendo y varias cosas más. ¿Qué hacemos con tales imágenes? Crearles un eslogan. ¿Qué eslogan representaría mejor la imagen de un niño corriendo? Tal vez uno así: “Acelera, juega, canta y sé feliz”. De las tres palabras iniciales, ¿cuál hace mejor pareja con la palabra “Felicidad”? La palabra “canta”, menos ambigua que “acelera” o que “juega”, que tienen connotaciones libertinas. ¿Cómo suena “Canta tu felicidad”? ¿Y cómo suena “Escucha tu felicidad”? ¿No transmite soledad la palabra “Escucha”, palabra que se nos ocurrió oyendo la palabra “canta”, que nació porque imaginamos un niño corriendo? Trabaja tus textos con un `coopyrador y todo será más fácil.

 

Foto cortesía de Fotolia.

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close