ComunicaciónMarcasPublicidad

Haz publicidad no guerra

Estaba sentado frente al televisor observando como la sociedad se encuentra en un proceso cerca del colapso, entre los problemas locales, la destrucción de la naturaleza, los conflictos bélicos y muchos otros acontecimientos que pudiera seguir enumerando porque parece que el mundo no deja de estar en problemas, así es, entre todos estos conflictos no pude evitar pensar la necesidad sustancial del publicista como factor de conciencia social.

Más que una necesidad le llamo responsabilidad ya que al formar parte de un grupo tan selecto que crea ideas y las instala en la mente del consumidor es necesario encontrar que no todo en esta vida se trata de vender, sino también de crear una mejor sociedad, de concientizar por medio de conceptos brillantes que lleguen más allá de los ojos y oídos, debemos y me incluyo, mensajes que traspasen los sentidos del ser humano, que vayan más lejos de un impacto televisivo, de un proceso de viralización, de un spot de 30 segundos en radio, es decir, el crear ideas que lleguen a los sentimientos de nuestro mercado, que les hagan pararse un instante para reconocer que existen problemas que exigen de su apoyo.

Actualmente es más notable la necesidad de la sociedad por ayudar a sus semejantes, por hacer ante pequeños esfuerzos un gran cambio, es una realidad que las marcas cada día buscan crear este círculo de empatía para identificarse con sus consumidores, por ello no es de extrañarse que su inversión comercial tenga ya un departamento definido para ser una marca socialmente responsable ó estas mismas ya exigen a las agencias el crear campañas que concienticen sobre sus mismos productos porque el ayudar no es solo un acto que deriva de caridad sino que también como estrategia mercadológica tiene un impacto positivo sobre el nuevo mercado potencial, gente cada vez más preocupada por lo que se consume, lo que se hace, los esfuerzos que hacen las empresas por ayudar al planeta, etc.

Es reconocido que todos los “creativos” deseamos crear ideas monumentales, que se vuelvan historia, que trasciendan a través del tiempo, que rompan barreras del entendimiento, que comuniquen por encima de cualquier lenguaje y para que esto se vuelva una realidad estoy seguro que nosotros, los del lado del arte publicitario debemos tomar riesgos, buscar dejar nuestro nombre, el de la agencia cualquiera que esta sea por encima de cualquier proceso de venta, debemos hacer historia en la historia misma, debemos buscar hacer un verdadero cambio en la sociedad.

Por ello mismo es necesario tener el coraje para aceptar esos retos que representan las ideas y campañas publicitarias hacia los temas tan delicados que detonan cada día, entre el hambre, los problemas económicos, las enfermedades incurables, la guerra y otros tantos conceptos es necesario crear como en un proceso de branding una construcción de marca social que se identifique por hacer verdadera publicidad que incite a un cambio real.

Para finalizar les dejo tres campañas publicitarias que ejemplifican el mensaje acerca de la conciencia social:

Impacto en la guerra en la vida de una niña – Londres

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=hq6bPm_2tEk[/youtube]

Niños incómodos exigen a candidatos – México

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=BrXgc4493-8[/youtube]

Ken rompe con Barbie – España

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=kO_zpLUOEMg[/youtube[/youtube]

 Imagen cortesía de Fotolia

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close