ComunicaciónMarketing

Marca la paradoja Parte 2

Una marca siempre estará viva, siempre y cuando las personas consideren que vive, al igual que una mentira siempre será cierta si la mayoría la considera verdad.
¿Cómo diablos despiertas una marca muerta? De por si pensarlo con un ente biológico o una persona es bastante turbio. Las marcas en la actualidad buscan ser personas, sin embargo lo único que logran es ser fantasmas; pues la mayoría de consumidores consideran una persona como alguien parecido a ellos ¨de carne y hueso¨, no solo un ente imaginario con pensamientos, emociones y ambiciones. Y a parte dan miedo (fantasmas).
La paradoja del gato de Schrödinger nos dice que algo tangible puede estar en dos estados, si analizamos a una marca desde su punto de vista más básico, será concebida como un ente intangible. La cuestión a analizar es si una marca como Kodak murió con el comienzo del siglo y permaneció como un zombi durante 12 años. O Si esta un día de repente obtuvo un estado de homeostasis tan alto que decidió ¨dormirse sobre los laureles¨, y cuando despertó ya había muerto; pero los consumidores no consideraban que estuviera muerto, solo consideraban que estuviera.
Un ejemplo simple seria pensar que te encuentras en casa de tus padres en tu habitación y ellos van a dormir a su cuarto, te despiertas a eso de las 3am y a menos de que haya sucedido algo que llame tu atención, no consideraras jamás la posibilidad de que estén muertos, si quiere que en este caso te llamaran y te preguntaran por ellos contestarías con toda certeza, están durmiendo en su cuarto.
Pensemos ahora en le negocio de los celulares hace 10 años Motorola era la marca número uno ¨Hello Moto¨, hace tan solo 3 años Blackberry la marca más codiciada en su categoría ¨dame ti pin¨. Son marcas que considero totalmente muertas, aunque no tiene la de dignidad de desaparecer. Por un lado Motorola se vendió a Google quien lo re-vendió a Lenovo; los creativos de esta marca la dejaron morir en el quirófano, se preocuparan solo por el diseño, ¨ya tenemos la tecnología¨, ¨nosotros inventamos el celular¨, este tipo de egocentrismo es lo que hace que no nos demos cuenta que nuestra marca está muriendo, ni siquiera nos enteramos de que estuviera enferma.
¿Quién no se moría por tener Blackberry? Hoy en día una marca zombi. Su error, crearse irremplazable, cuando es muy obvio que siempre habrá alguien dispuesto hacer lo que nosotros hacemos mejor y por un menor costo, lo único que nos diferencia desde este panorama es la exclusividad, la confianza y el ¨más vale malo conocido que bueno por conocer¨. Exclusividad que se perdió cuando se masifico, confianza que no pudo obtener por su mal servicio, y la variable del conformismo del cliente (que va en decaída) al cual no aplicaba pues habían marcas anteriores a esta, las cuales fueron remplazadas por Blackberry.
Blackberry fue el gato de Schrödinger y sus directivos simples aficionados intentando replicar el experimentos, aficionados que dejaron pasar el tiempo y finalmente abrieron la caja, pero al igual como en la mitología griega ¨la caja de pandora¨ la curiosidad y le deseo de conocimiento mal combinados desato una tragedia. Vieron por un lado las ganancias millonarias y por el otro personas dispuestas a todo por el producto, por supuesto el agente químico no era el correcto y en realidad Blackberry estaba agonizando por dentro, las ganancias eran deseos de innovación y las personas dispuestas todo eran el reflejo de la saturación a venir. Estos errores operativos son producto de la imposición del plan organizacional a las marcas.

Wilford Camargo

Estudiante de mercadeo y publicidad apasionado por las estrategias de las marcas, tengo un instinto de científico, así que deseo saber el ¨por qué¨ de todo, y en mi campo las respuesta a esa pregunta están en el neuromarketing. Mis escritos estarán relacionados a estrategias, historia y ciencia.

Sigue a Wilford Camargo en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close