Comunicación

Súper mamá VS la publicidad

Esta semana ha sido un boom mercadológico y publicitario con constantes mensajes dirigidos a uno de los mercados mayormente reconocidos: las mamás, de tal manera que Roastbrief mismo le ha dedicado estos días a estudiar a este target y la manera en cómo se hace publicidad para el mismo, pero el día de hoy me permito abordar este 10 de mayo desde un punto de vista diferente.

Desde tiempos inmemorables las madres han sido reconocidas por el papel fundamental que representan en los diferentes ámbitos sociales, como pilares de la sociedad nuclear también conocida como familia, educadoras de las pequeñas personas que en un futuro no muy lejano serán la sociedad activa, instructoras de cientos de profesiones que no tienen título, motivadoras profesionales, administradoras de los múltiples recursos del hogar y en muchos casos hasta como superhéroes disfrazados.

La realidad el día de hoy es que el mercado publicitario no se ha permitido ver estas múltiples oportunidades para acercarse a este target que día a día se convierte en una realidad de consumo pues las agencias así como las marcas siguen teniendo esa marcada etiqueta de que las madres aún permanecen tranquilamente en casa a cargo de todas las tareas del hogar, que todavía esperan el momento perfecto para congregar a toda la familia en torno a la cena perfecta e incluso las proyectan como esas esclavas de la limpieza exhaustiva para mantener la casa y la familia soñada cuando en realidad el rol social está cambiando por completo entrando en un marcado sistema social de matriarcado.

Por ello es necesario primero, entender la evolución social de la mujer madre de familia a la cual ya no se le puede ofrecer un idealismo en la cual la perfección se basaba en una familia unida a través de un tropo social, sí, es una realidad que la mamá es una pieza fundamental del crecimiento familiar pero ahora lo hace desde otra posición, como suministrador en muchos casos del mayor poder adquisitivo en casa, como madres solteras las cuales no cuentan con una familia basada en los estratos sociales, como una profesionista que cumple sus metas en lugar de solo dedicarse a los sueños desinteresados de sus hijos y esposo.

Ya entendido este punto entonces es necesario crear nuevas estrategias que busquen vender a este nuevo modelo de madres las cuales ya no cuentan con el mismo tiempo para preparar la cena, ya no se dedican a buscar el mejor detergente para sacar las manchas de la ropa cuando están inmersas preparando una junta para llevar el pan a su mesa, por lo que en lugar de buscar seguir con la misma fórmula tan viciada creo que es momento de tomar una nueva postura antes estas súper mamás la cual es necesario que las entienda en su nuevo rol social y no busque solo venderles idealismos sino les ofrezca soluciones reales ante sus problemas reales, entre los cuales no olvidan su pasión más importante: la de ser madres.

Para finalizar les dejo la campaña que se ha vuelto viral, en honor a esas personas que hoy inspiraron a este post.

El trabajo más difícil del mundo

 

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=aqbr2HbhPuw[/youtube]

 

 

Etiquetas


Jaime Pérez Gómez

Soy un publicista de la nueva era creado en la vieja escuela, creativo digital co-fundador de Zentaury. Sígueme en twitter: @JaimeMX_

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close