Redes

Instagram en 3D. Reelagram.

Las grandes ideas de negocio pueden surgir a partir de cosas que sirven de inspiración para las mentes creativas y de las que, quizás, podrían pasar desapercibidas para una buena parte de las personas comunes.

Seguro, uno de los grandes recuerdos que se tengan de la infancia es el del uso de un artefacto llamado View Master (Ver imagen), que no es otra cosa más que un dispositivo en el que se podían observar imágenes que estaban precargadas en una especie de carrete y que, al instalarlo en el dispositivo, se podían pasar una a una, para disfrutarlas con el efecto de tercera dimensión que hacía posible el View Master.

Se trataba de un simple juguete para niños que fue muy popular a finales de la década de los años 80’s y a principios de la década subsecuente. Sin embargo, este juguete fue sacado de la bóveda de los recuerdos para que la compañía, Reelagram, se basara en él para ofrecer el mismo producto, pero con la peculiaridad de que las imágenes precargadas fueran las provenientes de Instagram.

El servicio es innovador y tiene tintes muy a lo retro. El usuario se registra en el sitio de Reelagram.com utilizando su cuenta de Instagram; estando ahí, tiene la oportunidad de elegir siete fotografías de su cuenta y dar en la opción de compra para finalizar el proceso y esperar alrededor de diez días para recibir, tanto el carrete con las imágenes de Instagram precargadas, así como el dispositivo que emula al View Master para observar las imágenes en calidad de tercera dimensión y con los efectos visuales propios de los filtros de Instagram.

El problema del servicio está en la cantidad de fotos que se pueden cargar en el carrete – sólo siete -, y es que el precio por el círculo de imágenes asciende a los 30 dólares americanos; en el caso del dispositivo, su precio está en 20 dólares americanos. Es decir, si se pretende poder ver otras tomas de la cuenta de Instagram de usuario, se tendrán que pagar otros 30 dólares más para ver siete imágenes diferentes a las de la primera compra; a esto, hay que sumar los gastos de envío que no están contemplados por el servicio.

Aquí es donde viene la crítica hacia la oferta de Reelagram; el servicio es bueno e innovador, pero si sus creadores pretenden que su naciente compañía tenga un mayor éxito, tendrán que hacer algo por mejorar el precio en el que están comercializando sus productos.

Más allá de lo anterior, lo que Reelagram nos deja como aprendizaje es que de las cosas que anteriormente tuvieron éxito y que hoy pueden estar en el olvido, pueden surgir nuevas ideas que pueden crear nuevas unidades de negocio. El View Master fue reinventado por Reelagram, le dieron una nueva utilidad en un mundo de tendencias tecnológicas; es decir, asociaron la tecnología a lo ya existente.

¿Qué se te ocurre a ti, como lector, que pueda funcionar para crear nuevas oportunidades de negocio y que hoy en día esté en el olvido? ¿Habrá algo que tuviese en el pasado mucho éxito y que pueda resurgir para brindar un nuevo servicio asociado a las tecnologías de la información actuales?

Comenta y déjame saber tu opinión; o, mejor aún, guárdatelo y crea algo nuevo e innovador.

Autor

Fernando Valencia

UAMero; escritor, columnista articulista para prensa escrita. Abordo temas que tienen que ver con el mundo de la tecnología, el emprendimiento, las redes sociales y las start ups. Busco contribuir a la naciente cultura emprendedora de México, de tal forma que escribo para ello, comparto conocimientos y busco las formas para convertirme en un emprendedor exitoso. Estudié economía y trato de economizar las herramientas de información sobre los temas que fomentan la cultura tecnológica. @FerValenzia.

 


Fernando Valencia

UAMero; escritor, columnista articulista para prensa escrita. Abordo temas que tienen que ver con el mundo de la tecnología, el emprendimiento, las redes sociales y las start ups. Busco contribuir a la naciente cultura emprendedora de México, de tal forma que escribo para ello, comparto conocimientos y busco las formas para convertirme en un emprendedor exitoso. Estudié economía y trato de economizar las herramientas de información sobre los temas que fomentan la cultura tecnológica.

Artículos relacionados

Close