Publicidad

La evolución de los segmentos

SÍ, ACEPTO.

Estaba analizando el impacto de los consumidores, esos que todavía encajan en el perfil VALS  y no pude evitar ponerme a pensar en la importancia de la evolución en uno de sus segmentos,  aquellos que han roto con el paradigma y estadio social basado en la unión matrimonial, es cada vez más notable en la sociedad que los seres humanos ya no buscan compenetrarse y comprometerse con relaciones a largo plazo, esto lo podemos ver desde la relación social, escolar, familiar, laboral y profesional.

Lo que me llevo a plantearme la idea básica, acerca de la importancia de experimentar relaciones con una temporalidad elevada, misma que es necesaria en la publicidad y los medios, pero nuevamente me hice la interrogante ¿Y cómo lograrlo?, cómo poder generar una relación afectiva cuando nos desenvolvemos en una sociedad que por su evolución constante ya no te permite crear lazos de compenetración en ningún nivel (y un ejemplo muy claro de ello es la adquisición de un teléfono celular, el cual con un periodo de vida social de un máximo de 1 año, no te permite crear un vínculo porque ahora estamos esperando a que salga el nuevo modelo).

Dichas interrogantes tan básicas (las cuales apoyo en mi anterior artículo) y la necesidad constante de las agencias y anunciantes por crear lazos a largo tiempo,  solo son un resultado de no tener una idea concreta de cómo penetrar en la mente de un consumidor tan aislado y falto de compromiso en diferentes niveles sociales y culturales, lo que lleva a las marcas a “divorciarse” de su amor eterno para intentar conquistar nuevos amores.

Esto muestra indudablemente que la relación consumidor-anunciante-agencia (aunque esta última funcione como el vinculante y no como un actor en primer plano), es como el camino al matrimonio, en el cual buscamos un mágico hasta que la muerte nos separe, por ello es momento de hacer nuestra propuesta:

1)      Encuentra el mejor anillo: Y si este no puede ser el mejor, entonces busca uno que resalte por sus cualidades, que lo diferencie del resto, que contenga ese valor agregado que ningún otro anillo pueda tener, recuerda que va ser portado con orgullo y mostrado a toda la gente,  es el objeto material que los unirá todos los días, en otras palabras, haz que tu producto se diferencie del resto, muestra ese valor intangible con el cual tu cliente querrá consumirte por siempre.

2)      Prepara tus votos: No puedes simplemente llegar y aniquilar ese instante mágico para ambas partes, debes enamorar, cerrar con broche de oro, recuerda que es un momento para toda la vida, un momento que nunca olvidará tu ser amado, y por esto me refiero a que debes preparar con inteligencia el discurso que vas a presentar a tu cliente, es muy probable que pasen 10 años y este aún recuerde el copy de tu campaña,  ese mismo que lo hizo creer en ti.

3)      Sí, acepto: Porque como cualquier ser humano puedes acobardarte y entrar en pánico ante cualquier dificultad, debes entender que es un compromiso que hacen ambas partes y que no solo depende de que seas aceptado, al final tú también estás haciendo un compromiso por voluntad propia, el cual te obliga a luchar por mantener tu palabra para enamorar al otro todos los días, por este punto me refiero a que debes aceptar el mercado que has seleccionado, el producto que tienes para ofrecer y la campaña que habrá de convencerlos a estar toda su vida contigo, estás aceptando que tomas la responsabilidad de cuidarlo y estar con el cliente entregando lo mejor de ti.

Para finalizar este día les dejo unos ejemplos de publicidad acerca del matrimonio, espero sean de su agrado, nos leemos la próxima semana.

 

Fernet Cinzano – La novia del amigo

 

Will you marry me – Nokia

Jaime Pérez Gómez

Soy un publicista de la nueva era creado en la vieja escuela, creativo digital co-fundador de Zentaury. Sígueme en twitter: @JaimeMX_

Sigue a Jaime Pérez Gómez en:

Artículos relacionados

Close
Close