Publicidad

Creatividad transformada, hacer que suceda

En el círculo de las profesiones de giro social, por lo general nos cuesta bastante trabajo mantener el equilibrio entre el hallazgo de ideas, ideas buenas y que sean aplicables. Creatividad, sin caer en la redundante tarea de los 5 pasos para mejorarla o consejos que, normalmente los esquizoides de la mercadotecnia y publicidad no podemos llevar a cabo cuando se pierde, como ‘mantener la calma’.

La denominada “crisis creativa” es un proceso que todo mercadólogo o publicista pasa en algún momento de su vida. Es comparable con una carrera kilométrica en donde a veces, se nos cansan demasiado las piernas y ya no podemos correr. En este entorno de crisis es de suma importancia aprender a trabajar saliendo de la zona de confort y no dejar que nos alcance el pesimismo.

Informes de encuestas en el área de mercadotecnia o publicidad al interior de empresas como IBM, o Coca Cola arrojaban que el 60% de la habilidad de liderazgo requerido por área, se centraba en la creatividad. Mejorar esta habilidad, en definitiva llevará al crecimiento del liderazgo creativo. La capacidad de cambiar el ‘statu quo’ de la empresa o agencia en la que se está laborando, con estrategias frescas, innovación en procesos, productos, campañas, incluso liderar al cliente. Balas, que, desafortunadamente, se han ido gastando poco a poco gracias a la gran tendencia mercadológica de querer parecerse a otros productos.

¿Y si somos comparables con un producto o marca? ¿En dónde estaría parada nuestra habilidad creativa? ¿Debemos sólo centrarnos en el crecimiento de las ideas y no en la aplicación de las mismas? El liderazgo creativo va más allá de la premisa de buscar inspiración en algo, es simplemente hacer que las cosas sucedan.

Sin embargo, el tope de este concepto se encuentra en las rígidas estructuras de las compañías, quienes  a veces, en vez de estimular la creatividad de sus empleados, suelen matarla. La mayoría lo harán, forzando las ideas a ajustarse a un plan estratégico, incluso las quieren hacer operar en situaciones radicales.

En mercadotecnia, la creatividad es un elemento importante que da como resultado un esfuerzo empresarial, es el modo de comunicar tu valor. La creatividad es tener la facultad de crear y crear es que algo exista en donde antes no existía. Ser creativo es pensar en forma innovadora, no seguir patrones ni rutinas, el cómo aplicarlo depende de cada cerebro.

“Ya no vale con ser uno más. La única forma de conseguir aquello que mereces es convirtiéndote en imprescindible”.

–       Seth Godin

Ante todo esto, las empresas están tratando de reinventar los programas de formación de sus empleados, diseñando estrategias que ayuden a que el término “creatividad” vaya más allá de una ‘buena idea’.

Y es que, aunque la imaginación y la creatividad son innatas en cualquier persona, la confianza es algo que seguramente puede llegar a perder. Como personas que comunicamos, debemos ir más allá de la constante lucha por tener creatividad, debemos externarla por todos los medios posibles.

Pongamos en marcha algo más que el cerebro, acciones. “Go. Make something happen”.

Imagen cortesía de Fotolia

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close