Publicidad

Hacer que las cosas pasen como estrategia de publicidad y de vida.

¿Qué pasa cuando te enamoras de tu compañera de trabajo o clase? Pasas los días pensando en cómo sería el momento en que te acerques a ella y la invites al cine y caminen de la mano y monten en pennies y compres una rosa y sonrían juntos y se declare tu fan enamorada y tú también y entonces un beso y un abrazo y el cielo se abre el sol brilla y… olvídalo. Antes de que termines de pensarlo ella ya está con otro.

Entonces te golpeas contra la pared y gritas, y recuerdas el momento, el cine, el paseo, el pennie, las rosas, las sonrisas, los besos, los abrazos, el cielo, el sol brillar, ficticio todo, y te preguntas: ¿Qué pasó? Clara y sencillamente: pensaste tanto que te olvidaste de actuar.

Lo mismo sucede en publicidad todos los días, cuando llega el Brief, tu misión es: cómo conquistar a una chica, una mamá o un papá, con campañas como el día de la madre, del padre, del niño, San Valentín, Fiestas patrias, navidad o Halloween. Es en ese momento donde nos juntamos con nuestras duplas y nos vamos a la sala de pensar cargando nuestras libretas llena de bocetos, y mientras vayamos pensando nos vamos imaginamos el momento en que nuestras ideas se materializan y las vemos en la televisión, radios, vayas, paneles, revistas y ¡Waooooh!, todo un boom; pero no, otra agencia ya sacó un concepto parecido al que tú tenías a las 5 horas de haberlo pensado, y otra agencia más saca una idea similar a la ruta B que apuntaste como reserva, y al día siguiente todo el país está bombardeado de conceptos e ideas que giran en torno al mismo concepto.

Y es que es fácil predecir campañas como el día de la madre o el padre, imagínense todos esos brief comunicando el mismo mensaje. Imagínense todas esas agencias con sus creativos pensando en lo mismo.

En fin, tuviste que encontrar otras rutas de concepto y ahora estás cansado pero positivo, porque a pesar de los contratiempos aprendiste algo muy importante: HAZ QUE LAS COSAS PASEN, pero no le des mucha vuelta. Gana el que cuenta primero la idea.

Un consejo que se puede aplicar para todo lo que hagas: desde asaltar un banco hasta trabajar en publicidad.

Imagen cortesía de Fotolia

Autor

Luis Alburqueque
Copywriter en True. Fotógrafo y realizador audiovisual dependiente e independiente. Estudiante de Ciencias de la Comunicación en la USMP, Perú.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close