Publicidad

Una idea que cae como balde de agua fría.

En un principio, lo catalogué como una mamarrachada olímpica, pero antes de abrir la boca sobre el tema – o ponerme a escribir sobre tema, para ser exactos – me puse a investigar un poco y descubrí que este acto tan de moda ahora en las redes sociales de Estados Unidos (y creciendo en México con las “celebridades” y políticos subnormales que lo único que saben hacer es copiar tendencias de otros lados para ser “cool”) ha dado resultados impresionantes.

El reto, que se puso de moda este verano, consiste básicamente en donar 100 dólares a la Asociación de Esclerósis Lateral Amiotrófica o tirarse en la cabeza una cubetada de agua helada y así, sólamente donar 10 dólares ( en algunos casos, la cubetada de agua exime a la persona de cualquier donación). Cabe mencionar que la ALS es una enfermedad degenerativa neuromuscular, muy rara y mortal conocida por los civiles como la enfermedad de Lou Gehrig. De hecho una persona muy querida por mí (Enrique Gibert) perdió la batalla contra esta terrible enfermedad hace algunos años.

Enrique Gibert
Escribió gran parte de la historia de la publicidad mexicana, elevó el nivel de su creatividad y la mostró al mundo. McCann Erickson, Augusto Elías, Arellano, Bozell, D’Arcy, Kroupensky, Maqueda Gibert Publicidad, Gibert DDB y Gibert Quatro, fueron sus casas. El camino que transitó marcó una época; lamentablemente Enrique ya no está. Pero su legado es muy importante. Casi tanto como su propio nombre.

La idea, inventada por el gringo Corey Griffin para ayudar a su mejor amigo que padecía esta enfermedad y que por cierto, falleció hace unos días (Corey, no el amigo) es que el sujeto que hace el reto, “nomina” en el mismo video a una o varias personas para que hagan lo mismo y se forme una cadena de donación en un plazo no mayor a 24 horas. Simple.

¿Un desperdicio de agua? Tal vez. ¿Una tontada? Seguro. Pero cabronamente efectiva.

Hace 3 días, la Asociación de ALS de los Estados Unidos comunicó que en el período del 29 de Julio al 18 de Agosto de este año, las recaudaciones para la investigación de esta enfermedad, ascendieron a la suma de 15.6 millones de dólares, en comparación con los 1.8 millones que habían conseguido en el mismo período el año pasado, además de agregar en tan sólo un mes a más de 300 mil nuevos donadores, para una enfermedad que no estaba en las mentes de las personas del país vecino.

Resultados abrumadores.

Claro, ahora se suman, además de gente de a pié, deportistas y políticos de todos lados, celebridades estrambóticas que se echan el agua helada encima, pero además “como son muy espléndidos” donan no cien, sino diez mil dólares, como es el caso de Charlie Sheen y John Cryer por poner sólo un par de ejemplos.

http://uproxx.com/webculture/2014/08/charlie-sheen-just-ruined-the-ice-bucket-challenge-for-everyone/

Además de que al reto, ya han invitado más de una vez al Presidente Obama y seguramente, él responderá no con su cubeta, pero sí con algunos dolaritos que no le van a caer nada mal ni a la Organización ni a la investigación.

Si esto hubiera pasado allá en los tiempos en que no existía el internet, dudo mucho que un movimiento de este tipo hubiera tenido el éxito que tiene ahora, por el simple hecho de que no hubiera sido tan fácil comunicar una acción aparentemente “tan pequeña” y que esta se viralizara tán rápido como el ébola, porque afrontémoslo, hoy nadie quiere echarse una cubeta de agua helada y donar después 10 dólares sin que nadie se entere.

Vivimos en tiempos de la paradoja del árbol: Si se cae un árbol en el bosque y nadie está para escucharlo, ¿ese árbol hace ruido?

Pienso con tristeza que quizá a la mayoría de esa gente le importa un bledo la ALS y lo único que quieren es “hacerse famositos” en facebook y subirse altrend. Pero si ese acto hace que una Organización que investiga una enfermedad de la que se sabe muy poco, tenga recursos suficientes para encontrar la cura, soy el primero en sacar la lana (la verdad eso de la cubeta de agua helada me sigue pareciendo un acto teatral innecesario para que tooodos vean que estoy comprometido con tal o cuál causa y que qué bueno soy).

En fin, la idea del Ice bucket challenge es mucho más grande que un simplememe. Es una gran idea. Primero por el factor humanitario que tiene, pero también porque es algo que todos quieren hacer de manera genuina, es una idea que todos quieren compartir y que todos quieren modificar y además, todos (si Dios existe) están dando dinero al hacerla y contribuyendo para que se encuentre una cura.

Así deben funcionar las grandes ideas en el mundo digital de hoy. Una idea divertida que ya traspasó los medios digitales y ya la estamos viendo en periódicos y noticieros de TV y escuchándola en la radio.

Muy bien por la ALS.

Les dejo un link para que vean a varias personas que en su desesperado intento de ayudar a esta enfermedad – más su desesperado intento de tener sus 15 segundos de fama – la han cagado en grande y nos han regalado 15 segundos (o un poquito más) de diversión involuntaria.

Y claro, espero que todos aquellos compatriotas, celebridades y políticos que se suban a la moda de dejarse caer agua helada en la cabeza, también se caigan con unos pesos para alguna buena causa, que todos sabemos que en este país, estamos muy jodidos por todos lados. Personalmente, prefiero a la gente que ayuda sin querer de que le den una palmada en la espalda, que prefiere no congelarse los rincones corporales donde no pega el sol o que simplemente ayuda sin desperdiciar un líquido vital para el planeta (que son los menos)..

Pero lo dicho, si toda esa parafernalia sirve para recaudar sumas históricas de dinero para una buena causa, enciérrense en pelotas en refrigeradores durante 24 horas, tírense clavados a volcanes activos o arránquense las uñas de los pies con los dientes. Todo sea por el bien de la humanidad.

Etiquetas

Artículos relacionados

One Comment

  1. Por fin un comentario coherente, informado, objetivo y sin odio sobre una actividad que está teniendo la repercusión q tiene gracias a los 5 mints de fama que, (seamos honestos) la mayor parte de la gente quiere, no es la red, no es el reto, es el protagonismo de los humanos, q si es x ayudar bienvenido sea creo yo.
    El año pasado una amiga mia corrió un ultramarathon Cancún-Los Angeles con el fin de dar a conocer el problema de la trata de personas, quién la conoce en México? Desafortunadamente poca gente, en USA gracias a la difusión de su acción entre corredores y algunos medios ha tenido muy buen resultado en apoyos, pero hubiera tenido un mayor alcance si hubiera integrado actividades de redes sociales.
    Yo creo que si es por ayudar deberíamos de ser un poco mas tolerantes, pero esa es solo mi opinión.
    En fin, excelente tu columna, gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close