Publicidad

Aquí va el título

Esta es la introducción, la parte en la que describo de qué se va a tratar esto, y cuando comienzas a escribir algo que llame la atención, tal vez poner alguna anécdota que sirva de conexión emocional y personal con el lector, y esta conexión de pie a abrir el tema y ver lo cercano que este puede ser, de cómo estamos todos relacionados y unidos sin importar el tema o tópico a tratar, te relacionas con él.

Este es el segundo párrafo, aquí hay que comenzar a exponer la tesis, escribir acerca del tema, lo que estas tratando de explicar y comenzar a llamar la atención acerca del problema, te explico de qué quiero hablar y cuál será el tono que utilizaré, si es gracioso comentaré con alguna broma, o te hablaré de alguna experiencia que te cause gracia. Si mi explicación es seria, hablaré de una manera mucho más intrincada, desarrollando una retórica rebuscada e incluso jugando con la semántica de mis palabras, lo más probable es que lo haga a propósito, trataré de meterte en una discusión sin fin, con tal de que estés de acuerdo conmigo.

A estas alturas pueden suceder dos cosas, la primera es que has dejado de leer, te perdí por falta de argumentos, mis bromas no te parecieron lo suficientemente divertidas, la segunda es el mejor panorama, aquel en el realmente estás interesado hacía donde quiero llegar con lo que he escrito, incluso pudieras considerar que para ti toda esta parafernalia de palabras tiene sentido. Es entonces cuando empiezo a hablar de temas relacionados con algo que es cercano, hago comparaciones, expongo casos similares, y tal vez hasta utilice alguna cita de alguien que reconozcas y esa reafirmación haga de mi texto algo serio para ti y llegue a hacerte pensar que quizás, en algún punto de toda esta maraña, pueda llegar a tener un poco, solo un poco de razón, y de forma inverosímil consideres el hecho de que sepa de lo que estoy hablando. Este párrafo es el lugar exacto para dejar abierto el tema y hacer una pregunta abierta con la cual te deje pensando.

Ahora viene la conclusión, es entonces cuando todo lo que he escrito bebe de tener sentido, te digo lo que yo pienso con base en todo lo que he expuesto, te explico mi razonamiento, el por qué dije lo que dije, y sobre todo establezco la relación entre todos los hechos que escrito y expuesto, basado en toda la información previa, tú y solo tú, como lector decidirás si es o no verdadera. Aunque es mi trabajo exponer de manera clara todas las razones del porqué debieras creerme. Entonces cierro abruptamente, así, como si te dejara hablando en medio de una plática, tratando de dejar un mensaje en tu pensamiento, y de que este de alguna forma, se quede en él.

Y por último, un addendum, un argumento final, con el que tal vez mencione algo lateral que termine de cerrar mi tema, o me sirva para varios propósitos, por ejemplo mostrar varios opciones no contempladas en el texto original, dejando abierto el tema a discusiones futuras, o bien servir de preámbulo para el siguiente escrito.

Imagen cortesía de Fotolia

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close