Comunicación

Un cuento sobre la realidad de las drogas

“Global Commission on Drug Policy-GCDP” (Comisión Global de Políticas de Drogas), ha publicado un cortometraje animado, donde cuenta, desde su perspectiva, el fracaso que muchas naciones han emprendido en contra de las drogas.

Este video fue creado por la comisión, que tiene como objetivo incentivar el debate acerca de las resoluciones necesarias para reducir el daño personal y social que causan las drogas. En él quieren mostrar metafóricamente las consecuencias que ha tenido la llamada ‘guerra contra las drogas’.

La comisión tiene planeado emitir, para el día de hoy, un informe donde presentará recomendaciones innovadoras para crear políticas que combatan las drogas sin la necesidad de recursos armamentísticos.  Por lo que ha puesto en circulación el cortometraje animado “The war on Drugo” (La guerra de Drugo), creado por la agencia Almap/BBDO Brazil bajo la dirección creativa de Marcello Serpa y producido por el estudio Vector Zero.

Este video animado fue hecho con la técnica ‘stop motion’ y tiene más de 3 minutos de duración. En él las drogas son presentadas metafóricamente bajo la apariencia de un dragón. Bajo una narrativa simple pero emotiva este video muestra de una manera creativa un tema controvertido que afecta la seguridad de muchas naciones.

El consejo, conformado por Kofi Annan (ex secretario general de la ONU), el empresario Richar Branson y otros líderes mundiales, menciona que ésta es una manera inteligente de llegar a más personas para hacerles ver que las drogas son un problema que no se puede detener de manera violenta y simplista.

GCDP señala que la ‘guerra contra las drogas’ no ha detenido el uso de sustancias como el cannabis y la cocaína. Al contrario han desencadenado otras problemáticas, como el encarcelamiento masivo, la proliferación de organizaciones criminales y la corrupción de las instituciones de seguridad.

Este video es un preámbulo de la conferencia que se emite el día de hoy, donde el consejo tiene contemplado pedir cambios concretos a los gobiernos en su política acerca de las drogas. El cortometraje necesito del trabajo de más de 60 personas, durante un periodo de producción de 9 meses, donde se realizaron más de 31.200 imágenes. De los 310 personajes que fueron construidos físicamente, 83 fueron animados manualmente a través de 13 escenarios diferentes.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close