Publicidad

Manual para quien pese a todo se empeña en ser publicista

1) Inscríbase en la Universidad sin fijarse mucho en la licenciatura que elija. A lo largo de su carrera le sorprenderá darse cuenta lo poco que aplicará en la vida real los conocimientos universitarios. Sea buen hijo, no le haga saber esto a sus padres.

2) No deje pasar ningún congreso, seminario o cualquier forma de interactuar con profesionales reales. Será la forma de que comience a diferenciar a los publicistas que hablan de aquello en lo que creen, de los “gurús” que hablan creyendo que lo saben todo. Aléjese de estos últimos.

3) Le llegará el momento de enrolarse en varias entrevistas laborales para aplicar como trainee en alguna agencia, asista a todas, llegue antes de la cita, admire el lugar, observe a los empleados, notará que hablan y se comportan diferente, no se asuste, está usted en una agencia de publicidad, disfrútelo.

4) Durante la entrevista seguramente experimentará nerviosismo, es normal pero piense que en este negocio la gente cambia de trabajo con más frecuencia que en otras profesiones, en pocos años será usted un experto del arte de la entrevista.

5) Una vez que le digan que ha sido elegido para ocupar una vacante de trainee, le resultará incomprensible que su sueldo no sea ni la mitad de lo que sus padres pagaban mensualmente de colegiatura, le dirán que a cambio tendrá un gran aprendizaje. No hay de otra, deje de lado la idea de que los publicistas se hacen ricos de la noche a la mañana y acepte el empleo.

6) Sin importar que ha hecho un gran esfuerzo en aprenderse los nombres de toda la gente de la agencia para llamar a cada quien como se debe, comenzará a darse cuenta que lo correcto es usar apodos y por mucho que le cueste creerlo entenderá que a la media hora de que usted llegó a la agencia, ya había sido bautizado con su propio alias.

7) Acostúmbrese a comer atún o llevarse algo de comida de lo que sobró en su casa, no se le ocurra despilfarrar el poco dinero que gana en una comida corrida, pero eso si, el jueves en la tarde, cuando se arme la cooperación para comprar cervezas y botanas no se le ocurra hacerse el occiso. No se construya tan pronto una fama de tacaño.

8) Aprenderá rápidamente a convivir con los cuestionamientos de padres, amigos y novia respecto al nuevo estilo de vida en que el trabajo se ha vuelto lo más importante. No se desgaste, será inútil hacerles entender porque pasa noches enteras y fines de semana trabajando. Más vale se haga a la idea de que tarde o temprano terminará su relación con aquella noviecita con la que usted juraba envejecer. Será lo mejor.

9) Sabemos que pasará días y noches en la agencia, sabemos que el trabajo es importante pero cuide su higiene. Haga caso, sus compañeros lo agradecerán.

10) Tarde o temprano, en alguna fiesta o reunión, terminará a besos con una simpática ejecutiva de cuenta. No se enamore.

11) A medida que vaya subiendo en el escalafón, le tocará acudir a más y más juntas, diga siempre su punto de vista y evite usar tecnicismos en inglés sólo para salir del paso.

12) Querrá hacerle saber a todo mundo que usted colaboró en esa campaña que ahora está al aire. No atosigue y por favor, no se deprima al darse cuenta que la gente prefiere cambiarle de canal, antes de chutarse eso por lo que usted cobra cada quincena.

13) Dirá que sucedió sin buscarlo pero se ira a otra agencia por prácticamente dos pesos más. Tranquilo, entenderá que es una práctica normal, así que deje de auto-etiquetarse como mercenario y mejor piense en los muchos retos y aprendizajes que vendrán.

14) Cada vez que las cosas no salgan como se esperaba, le resultará prácticamente inevitable culpar al cliente. De cualquier manera, sea sincero consigo mismo y trate de aprender de sus errores.

15) Muchas veces se cuestionará si esto es lo que quiere hacer toda la vida. Por absurdo que suene, encontrará tanta magia en la publicidad que generalmente la respuesta será: SI.

AUTOR

Mateo Montes de Oca

Creo que generar conexiones poderosas entre la gente y las marcas es el mejor trabajo del mundo, por ello he vivido un divertido y enriquecedor viaje de 15 años a bordo de las agencias más creativas del país. El viaje hoy me ha llevado a JWT México, con el fascinante reto de construir las marcas más sexys del mercado.

Imagen cortesía de iStock

Colaborador invitado

Colaborador invitado

Sigue a Colaborador invitado en:

Artículos relacionados

Close
Close