ComunicaciónPublicidad

¿Por qué la fe es esencial para el éxito empresarial?

¿Te has preguntado alguna vez si debes o no seguir con una idea?

¿Pospones esas ideas, acciones y cosas que quisieras hacer por ti y para ti?

¿Nunca encuentras tiempo y sólo ves que pasa cada vez más y más rápido, esperando una señal o día perfecto?

Muchos de nosotros cometemos el error de esperar, posponer y eliminar nuestras ideas y acciones porque tenemos miedo.

Sobre todo, tenemos miedo de fallar y hacer el ridículo.

Jugamos a lo seguro y quedamos atorados en nuestra zona de confort, ya que pensamos que debemos saber exactamente cómo será y avanzará nuestra empresa o proyecto antes de tomar cualquier decisión.

Bueno ¿adivina qué? El “jugar a lo seguro” es mortal para el éxito de cualquier empresa, negocio o proyecto, sabemos que siempre hay un rango de riesgo en menor o mayor medida, pero siempre hay que arriesgar.

Tu tienes una idea creativa en cualquier ámbito de tu vida, un impulso que vive dentro de ti.

Tomar acción de ese impulso es la única garantía para vivir auténticamente, ganar experiencia, conocimiento y crecer.

Cuando tienes fe en ti mismo y tus ideas o sueños, tomarás acciones para convertirlos en realidad mucho más rápido de lo que imaginas.

La fe es una parte esencial del éxito empresarial.

Tienes que comenzar a ejercitar los músculos de la fe si quieres utilizar tu proyecto o negocio como un vehículo para hacer la diferencia en tí, recuerda que siempre empezamos por nosotros antes de impactar a nuestro alrededor.

Aquí hay 3 ideas clave que te ayudarán a fortalecer los músculos de la fe.

1. Tus ideas tienen una razón de ser.

¿No te sientes [email protected] y [email protected] cuando hablas de lo que te gusta, de tus proyectos, de tu negocio, que quisieras compartirlo con el resto del mundo?

Esa sensación de vitalidad alrededor de tus ideas es un indicador de que debes tomar acción sobre ellas, es una actitud que te debe impulsar para convertirlas en resultados… paso a paso y por pequeños que estos sean.

Y como director de tu vida, proyecto y empresa, tienes una oportunidad increíble para utilizar esa idea creativa como un impulso para hacer una enorme diferencia en tí y por qué no… en el mundo.

Ten fe en tus ideas y toma medidas al respecto. De lo contrario, estás malgastando tu tiempo.

2. El tiempo perfecto es el presente.

Si estás presente en este momento (sin perderte en el caos mental) siempre existirá una oportunidad para moverte, para hacer y también para observar.

Yo presto mucha atención a lo que aparece en mi mundo.

Ya se trate de un artículo de una revista que me lleva a un sitio web, un taller o curso que siento ganas de tomar, o un (algo emocionante), una oportunidad, aún con miedo me obligo a jugar y arriesgarme, y hago todo lo posible para tomar medidas lo más rápido posible .

Echa un vistazo a tu propia vida.

¿Te has perdido en el caos de tu mente o estás en sincronía con tu presente?
¿Qué oportunidades se encuentran frente a tí en este momento?

3. Movimiento, Latidos y Meditación.

¿Qué pasa si empiezas a jugar con la idea de que es imposible que cometas un error? ¿Qué pasa si no puedes dar un “paso en falso?”

¿Qué pasa si todo el tiempo que te la pasas pensando en si lo que podrías hacer para tí, tu proyecto y tu negocio “será lo correcto” (sea lo que sea) te des cuenta que sólo es un mal hábito que te mantiene atrapado en la tierra de la insatisfacción?

He encontrado que los “Me late” se convierten en movimiento si solo lo meditamos un momento para planear y tenemos fe en ellos.

Aunque puedo no saber qué diablos estoy haciendo en primer lugar, la acción coherente me permite adquirir conocimientos y experiencia rápida.

Una vez que estoy en movimiento, soy imparable.

He aquí un secreto: Es mucho más fácil cambiar de dirección cuando se tiene el impulso que cambiar tratando de conseguirlo desde cero.

Como siempre, tu éxito comienza y termina contigo.

Como dijo Martin Luther King, “Da el primer paso con fe. No tienes que ver toda la escalera. Basta con que subas el primer peldaño”.

Recuerda, tener fe significa reconocer el valor de tu presente para poder contribuir a tu alrededor y permitir que tus acciones… “actúen”.

AUTOR

Berenice Torres

Diseñador Gráfico que la vida ha llevado hacia la investigación y entendimiento del mercado y consumidor, actualmente cursa una maestría en Alta dirección en Publicidad y Comunicación. Colabora en diversos proyectos de emprendimiento a la medida, dispuesta a seguir aprendiendo y compartir lo aprendido para ayudar a dar valor visual y de comunicación, entre su desarrollo ha trabajado en varias empresas y agencias de Branding y publicidad como Ogilvy & Mather, Becton Dickinson de México y American Express.

 Imagen cortesía de iStock

Colaborador invitado

Colaborador invitado

Sigue a Colaborador invitado en:

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close