Publicidad

Client-crush

Son pocos los que me llenan el corazón, pero es bonito saber que existen clientes capaces de hacerme feliz. Justo hoy estuve con dos de ellos. Ambos son honestos, muy claros, escuchan la opinión, recomendación de la gente con la que trabajan y principalmente, saben que ellos no son el target. Claro que eso no significa que sean perfectos, pero saben lo que quieren y si no, lo reconocen y se dejan ayudar. A clientes como estos hay que cuidarlos, hay que responderles con ideas y hay que cultivarlos porque juntos se pueden hacer grandes cosas.

Le dedico un post a este tema porque creo que es importante que quienes sienten que todos los clientes son iguales, que ninguno tiene una pizca de sentido común e inteligencia, sepan que hay luz del otro lado del túnel.

Ahora, seríamos realmente muy estúpidos si pensáramos que todos estos clientes están bien pendejos, porque es la forma más “fácil” de explicar por qué nos fue mal en una presentación o por qué no compraron la idea. Antes de realmente dar el veredicto, debemos tratar de entender su posición, sus retos y su visión. Por ejemplo, si un cliente está cambiando de imagen, le está metiendo una lanota al nuevo envase y mejora su etiqueta, es lógico y normal que nos quiera mentar la madre cuando vea en el print que su botella es diminuta.

Es muy fácil perdernos, volvernos egoístas y pensar solamente en que la idea quede linda, sin tomar en cuenta el momento que viven nuestros clientes y sus marcas. Sin embargo, como sus consultores somos responsables de encontrar la forma de balancear lo que ellos quieren y/o necesitan con la creatividad y el buen diseño, al final de cuentas para eso nos pagan.

Así que si tienen algún cliente lindo cuídenlo y si no, a desarrollarlo. Yo mientras tanto tengo 5 en mi lista J

BTW

Llévense a sus clientes por unos drinks, váyanse a Cannes juntos, invítenlos a pelotear. Es natural que para ellos sea complicado entender nuestra visión, pero nosotros podemos lograr que les de la cosquillita de ganarse premios, de tener piezas chingonas, es cuestión de dedicarle tiempo a la relación. En Cannes está el workshop CMO Accelerator programme  , especialmente diseñado para ampliar la perspectiva de nuestros queridos y no tan queridos clientes.

AUTOR

Mónica “Warrior” González @soylawarrior

Llevo casi la mitad de mi vida haciendo lo que más me gusta: pelotear.  He trabajado para caaaasi todo tipo de marcas en agencias de México y Estados Unidos, aunque el retail parece ser la cruz de mi parroquia.  Me encanta dejar todo para después y sufrir las consecuencias,  así todo lo que me pasa siempre es más interesante.

Mónica

Llevo casi la mitad de mi vida haciendo lo que más me gusta: pelotear. He trabajado para caaaasi todo tipo de marcas en agencias de México y Estados Unidos, aunque el retail parece ser la cruz de mi parroquia. Me encanta dejar todo para después y sufrir las consecuencias, así todo lo que me pasa siempre es más interesante.
Sígueme en twitter: @soylaguarrior

Sigue a Mónica "Warrior" González en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Close
Close