ComunicaciónPublicidad

Cómo viene la mano

Siendo estudiantes de publicidad y realizando las primeras prácticas en agencia, ya sabemos cómo viene la mano.

Ya sabemos que en los primeros años vamos a pasar más tiempo en la agencia que en nuestras casas, que si es necesario nos vamos a quedar toda la noche trabajando, que vamos a festejar cada aumento de sueldo.

Sabemos que los jóvenes somos carne fresca para la industria, que los departamentos creativos están en constante rotación, buscando aire nuevo, ideas frescas. Y también sabemos, que vamos a ser juzgados por los premios que quizás ganemos, y por las agencias en las cuales trabajemos.

Los estudiantes de publicidad que realmente quieren trabajar de esto, ya conocemos todos estos factores que hacen que la gente no entienda porqué realmente insistimos en dedicarnos plenamente a esto, cuando trabajando de otra cosa, quizás se nos haga más fácil. Pero la verdad, no nos interesa.

La palabra que representa el motivo por el cual el creativo está dispuesto a sacrificar un montón de cosas por esta profesión es el CREAR.

Somos personas que nacimos para hacer, para generar contenidos, para transmitir cosas que tenemos adentro. Y quizás, trabajemos más que nadie, y nuestros sueldos no serán los mejores, pero también, somos nosotros los que sentimos la inmensa satisfacción de tener una idea que cambie algo en la vida de las personas.

Ya sabemos cómo viene la mano, pero… queremos trabajar de esto.

“A no ser el sol que hay dentro de ti esté quemando tus tripas, no lo hagas” Charles Bukowski

AUTOR

Ignacio Novelle Cubilla

“Nacho”, 21 años, Ciudad de la Costa, Uruguay. Empezando carrera de creativo, siendo estudiante de publicidad. Soy parte de una familia que respira historia en el fútbol uruguayo e internacional. No le tengo miedo a la poca experiencia, al currículum en blanco. La única manera de alcanzar objetivos es arriesgándose. Las mejores ideas están ahí, solo hay que mover el agua.  @ignovelle

Artículos relacionados

2 Comments

  1. Algunos sacrificios no valen la pena, y menos a estas edades donde hay tanto por hacer y vivir. No vas a querer llegar a viejo y después arrepentirte por todo lo que no has hecho. Tengo 23, también soy creativo y me encanta lo que hago, pero no lo que algunas veces me quita. Saludos.

    1. Está genial tu punto de vista, y estoy de acuerdo en que hay infinitas cosas para hacer a esta edad y no nos podemos perder de nada. Pero creo que también esa es la tarea del creativo. Vivir y crear van de la mano, y más cuando creamos mensajes para que la gente se sienta identificada. Gracias por tu comentario. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close