Redes

No disponible para dispositivos móviles

Con un iPad en la mano inicio la búsqueda de un sitio web de referencia para un cliente, como suele suceder muchas veces con este dispositivo me encuentro con que no se visualiza como debiera ser. Aparece incluso un mensaje indicándome que no está disponible para dispositivos móviles. Al verlo en la computadora de escritorio descubro que está desarrollado con el efecto “parallax”, una técnica relativamente reciente en diseño web.

Es decir, que a pesar de todas las recomendaciones en la construcción de responsive websites, se sigue cometiendo, involuntaria o deliberadamente, contenidos web de forma poco amigable.

Esto me pone a pensar. ¿Sigue siendo más importante el diseño sobre la usabilidad?

Con la aparición de las tablets y los teléfonos inteligentes el desarrollo de los sitios web se vio modificado, aquellos diseños con grandes efectos en flash se enfrentaron al problema de no adaptarse a la resolución de estos dispositivos o inclusive a que no se vieran.

Con las nuevas tecnologías HTML5 y CSS3, cada vez es posible crear efectos más avanzados, interesantes y que facilitan la experiencia del usuario cuando se emplean en la forma correcta, lo que se traduce en una página web que todo el mundo recordará. Sin embargo qué sucede cuando no se considera que los usuarios tengan la posibilidad de tener completo acceso al contenido del sitio.

Algo que desde hace años se ha buscado es la adaptación a diferentes resoluciones, el cambio en las pantallas y el surgimiento de éstas cada vez de mayor tamaño lo ocasionaron. Posteriormente los sitios debían adaptarse a las proporciones de la web móvil. No se puede mostrar el sitio web convencional en una pantalla de teléfono móvil, ya que no expondrá una imagen “amigable”.

Siempre ha existido el debate de la funcionalidad vs la estética, Básicamente las dos grandes tendencias que podemos apreciar en el universo del diseño, desde un edificio a un banco pasando por una bicicleta o un traje, son las que destacan en la estética o en la funcionalidad. Lo ideal sería un punto medio, objetos que además de útiles sean hermosos, sin embargo encontramos los extremos: de lo puramente eficaz, donde sobra todo adorno, a la exageración del diseño, que se acercan más al arte y que poseen diseños muy poderosos, pero cuya utilidad resulta discutible.

En el caso específico del diseño web existen ambos esquemas, pongamos un programador a debatir con un diseñador sobre este tema y tenemos argumentos válidos para ambos casos.

Me parece que como en cualquier medio, la utilización del Internet móvil en el ámbito publicitario debe analizarse para su adecuado uso. Cuando se realiza una campaña se examina de qué mejor manera se puede mandar el mensaje conforme al medio. Sin embargo muchas veces algo tan obvio como un sitio web se olvida. No olvidemos que una visita es una oportunidad de reconocimiento o inclusive de venta.

Una gran idea complementada con un diseño ingenioso y un desarrollo de técnicas adecuadas para un sitio web puede producir una genialidad como lo fue Nike Better World. La tecnología utilizada no era nueva, algunos sitios ya experimentaban con este llamativo y visual efecto. Sin embargo la agencia Wieden+Kennedy (W+K) fue quien decidió aventurarse. Teniendo la limitante en un principio de que un navegador ampliamente utilizado como Internet Explorer no sería compatible. Al final el sitio creció y se adaptó a diversas plataformas quedando como un referente de diseño, creatividad y tecnología.

Entiendo que se debe buscar una experiencia de navegación cómoda y agradable para el usuario; lograr la adaptación de los contenidos  a los nuevos soportes. Pero también creo es necesario considerar que si un diseño o sitio web funciona mejor en cierto dispositivo, como un monitor, no tengamos que forzosamente cambiarlo para ajustarlo a una versión disminuida y menos impactante de un celular.

AUTOR

Edgard Téllez
Dueño de la agencia Publimpulso. Docente universitario. Comunicólogo de formación y publicista de profesión, con una Maestría en Administración para saber llevar el changarro. Lo reconocen por sus calcetines felices.
Imagen cortesía de iStock
Edgard Téllez

Dueño de la agencia Publimpulso. Docente universitario. Comunicólogo de formación y publicista de profesión, con una Maestría en Administración para saber llevar el changarro. Lo reconocen por sus calcetines felices.

Sigue a Edgard Téllez en:

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close