ComunicaciónMarketingPublicidadRedes

Estrella de Vine rechaza trabajar en publicidad y 1 millón de dólares

Jerome Jarre es su nombre, es celebridad de Vine con más de 7.5 millones de seguidores y hace unos días rechazó participar en una campaña publicitaria con un pago de 1 millón de dólares al año.

Desde la aparición de las redes sociales -Twitter, Facebook, Instagram, Youtube, Vine- han surgido nuevos talentos o celebridades de la noche a la mañana. Jerome se volvió famoso gracias a sus divertidos vídeos en Vine, lo que lo llevó a que una agencia de Nueva York le ofreciera un contrato millonario.

Ante la sorpresa de la agencia y de muchos, Jerome rechazó la jugosa oferta y decidió hacer un vídeo donde cuenta el porqué de su decisión. En primer lugar el contrato forzaba a la estrella de Vine a establecerse en la gran manzana por un año entero, además de indicarle cómo hacer sus videos de 6 segundos.

En el video podemos escuchar a Jerome cómo su decisión no fue tomada a la ligera; nos explica todo lo que hay detrás de su resolución y de su vida. Jerome es hijo de padres divorciados, que constantemente mudaba de casa, que sufrió de bulliyng y que en medio de una juventud “alocada” conoció a Chris, un amigo que le cambió la forma de ver la vida.

Chris le enseño a Jerome inglés, pero sobretodo una frase que lo hizo ser quien es ahora: “Imagina que tienes 99 años y estás muriendo en tu cama y tienes la oportunidad de volver a este momento ¿Qué harías?”. Algo que le hizo replantearse cada instante de su existencia.

Y fue lo que sucedió con la oferta millonaria de la agencia de publicidad; Jerome se planteó la pregunta de si un millón de dólares era la definición de una persona exitosa o lo es la libertad de hacer lo que uno quiera.

Roastbrief

Roastbrief es un medio dedicado a generar, distribuir y evaluar información referente al ámbito del marketing y de la publicidad. En este espacio, participan importantes publicistas y expertos en marketing de todo el mundo. Nuestro compromiso, es promover la cultura de los negocios. Somos pura proteína publicitaria.

Sigue a Roastbrief en:

Artículos relacionados

Close
Close