ComunicaciónPublicidad

Propósitos Publicitarios 2015

Briefearé y racionalizaré.

Eso de llenar un brief a medias es cosa del pasado, en este nuevo año me comprometo a completar religiosamente la información que requiero antes de iniciar una solución creativa. Además, todo aquello que desarrolle tendrá un racional que explique su connotación.

Antepondré la marca a mis gustos.

En este año prometo vibrar con las marcas de mis proyectos, antes de imprimirles mis gustos hipsters, minimalistas, futuristas o modernistas; revisaré la esencia de cada producto, servicio o persona que me contrate para entregarle soluciones ad-hoc a su enfoque.

Me alimentaré de contenidos de calidad.

Este 2015 filtraré mis búsquedas referenciales en contenidos visuales, audiovisuales o literarios de calidad; me alimentaré de buenos storytellings, visitaré las obras de los clásicos y analizaré la conducta humana sólo desde enfoques virtuosos. Prometo no consumir contenidos chatarra que diluyan mi criterio.

Creativizaré a toda hora y en todo momento.

En este año mantendré mi músculo creativo trabajando en todo momento, cada nota, servilleta, grabación o fotografía las guardaré ordenadamente para cuando requiera la referencia. No permitiré que mi mente se estanque pensando en si una idea es buena o mala, si no más bien me enfocaré en producir la mayor cantidad posible de soluciones para luego editar.

Ahorraré energías en críticas para invertirlas en mis propuestas.

No me distraeré en criticar las propuestas de otros colegas, a menos que sea convocado a hacerlo, sino más bien, pondré todas mis intenciones en generar contenidos propios.

Respaldaré mis creaciones oníricas.

Por último, tendré el hábito de dormir con mi celular, iPad, laptop o al menos mi libreta en el buró de noche para documentar mis sueños, cuando lo haga me concentraré solo en registrarlos más no en editarlos hasta estar completamente despierto.

AUTOR

Ana del Aire

Fantasiosa, ambiciosa y loca. Dice que estudió para Publicista pero el diseño es su cama King Size, a veces se complica con los detalles para caer en un amalgama de significados medio coherentes que aplican como solución. Le encanta debatir, también leer, correr y escuchar a Depeche; pero sobre todo, sus gatos que viven en su casa y también en Levadura, la agencia que según ella es su Neverland.

Imagen cortesía de iStock

Colaborador invitado

Colaborador invitado

Sigue a Colaborador invitado en:

Artículos relacionados

Close
Close