Marketing

Marketing y Creatividad

La característica común en los mercadólogos, diseñadores y publicistas y la que tal vez sea nuestro factor común, o el hilo que nos une a todos, es la creatividad. Se expresa siempre diferente, unos pueden ser más creativos para la publicidad, otros para las promociones y otros más tendrán facilidad para el desarrollo de productos y servicios, pero lo bonito de nuestra profesión es que siempre estamos creando algo.

Por eso es importante conocer los principales elementos de la creatividad y sus procesos.

La bibliografía que puedo recomendar al respecto es “El espíritu creativo” de Daniel Goleman y “El Elemento” de Ken Robinson. Son dos visiones muy diferentes pero complementarias de cómo se expresa la creatividad y la inteligencia creativa en cada individuo. Otra herramienta súper poderosa es el concepto de los mapas mentales de Tony Buzan.

Resumiendo el concepto se trata de crear “conexiones”; las ideas e información que se acumulan en nuestra memoria van relacionando neuronas de diferentes tipos y de distintas áreas cerebrales, lo cual se combina para crear nuevas ideas o soluciones a los problemas que se nos presentan. Por eso tan importante alimentar nuestra imaginación con diferentes tipos de información e imágenes visuales, auditivas, conceptuales y de diferentes materias para que nuestro repertorio de opciones sea amplio y diverso.

El siguiente elemento es la pasión por lo que hacemos, la mezcla de los talentos individuales son completamente diferentes en cada individuo y se expresan en combinación con sus antecedentes, historia y gustos personales.

El conocimiento e ideas, en la mente de una persona con ciertos talentos y pasiones, puede explotar en un momento de inspiración en grandes diseños, campañas o productos que a nadie más se le hubieran podido ocurrir de la misma manera.

Otro factor importante a identificar es el momento de esa inspiración y cuál es el contexto que la facilita, porque en cada persona es diferente. Algunas personas se inspiran mejor frente a la computadora, solas y en silencio, otras con cierta música o cuando están con más gente. Los viajes y cambios de contexto también pueden ser factores inspiradores, aunque se trate solo de una vuelta al Oxxo por un café pero al romper la inercia de la oficina puede llegar ese destello de luz que ayuda a que en nuestra mente cuadre todo en una solución perfecta.

 

Imagen cortesía de iStock

Yandira Ortega

@yandiripop Mercadóloga, speaker, coach y emprendedora. Preguntona por naturaleza y metiche de profesión. Felizmente mamá y apasionadamente feliz. Amo el marketing pero descubrí en el coaching la mejor manera de crecer. Mi objetivo; alcanzar la excelencia cada día. Mi estrategia; disfrutar todo lo que hago. Mi fuente de energía; aprender siempre algo nuevo.

Sigue a Yandira Ortega en:

Artículos relacionados

Close
Close