Publicidad

Al cliente, lo que no pida

Es una falsa creencia obedecer de todo al cliente o posible cliente. En cambio, es una tradición que tiene el tiempo suficiente para que sintamos que es lo correcto y lo natural, pero en verdad, debemos erradicarlo de nuestras empresas.

Una vez escuché a Raúl Cardós decir que ser publicista es difícil porque los clientes no te hacen caso como lo hacen con un doctor. Al doctor no le peleamos que una operación no es necesaria, te operas y ya, porque es lo mejor para tu salud. Cosa que no pasa en esta industria.

En publicidad todos tenemos una opinión, todos tenemos puntos válidos que pueden apoyar o hasta modificar una idea, ¿por qué? Porque la publicidad es tan cotidiana que se considera de dominio público.

Al cliente lo que no pida” es lo mejor que pueden hacer por ellos, ofrecerle más o algo diferente a lo que pidieron siempre será mejor. No es la primera vez que digo que prefiero sorprender que complacer. Y no solo soy yo, así lo dice la historia:

  • Steve Jobs ni nos preguntó si queríamos un ipad, nos las empujó y sacó dinero de nuestras carteras (ni tengo un iPad).
  • Henry Ford no quiso ponerse a analizar sus encuestas, hizo un coche y “órale, sáquense con sus caballos. Y me van ahorrando para comprarlo”.

No se confundan, ayudar a nuestros clientes con sus necesidades es la base de nuestro trabajo, pero no exactamente lo que pidan ¿Saben porqué? Porque generalmente lo que el cliente quiere no es lo que necesita. En su desesperación por vender o seguir vendiendo se enfocan en los problemas directos mas no en lo que los provoca.

  • Que quieren que su página se posicione, no les des Adwords o contenido, optimiza su SEO interno.
  • Que quieren vender más, no los coloques en plataformas, capacita a sus vendedores.
  • Que quieren ganarle a la competencia, que no bajen precios, que agreguen valor.

Rubén Gómez, Diseñador Gráfico tabasqueño, dice que debemos ser aliados y herramientas útiles para ellos, demostrar que su bienestar es proporcional al nuestro y que mientras más felices ellos, más nosotros.

Hay veces que algunos clientes son como niños que quieren algo y si no lo tienen, lloran, patalean y hacen escándalo. Hay veces que algunos publicistas son padres suaves que complacen con tal de no recibir un berrinche. Dicen que a los niños no se les debe decir “no”, que en cambio se les debe mover la atención a otro lado a fin de distraerlo con algo mejor o que le haga bien.

Creo que la analogía es perfecta, no digamos que “no” a los que nos pidan (porque es trabajo), en cambio, analicemos e investiguemos con detalle si realmente es lo que necesitan, por si no, cambiarles la atención.

Ya después de las mejoras y arreglos, demos lo solicitado al principio; saldrá mejor y hasta chingón te sentirás.

Daniel Amieva, otro Diseñador Gráfico tabasqueño de excursión por las Europas, lo explica mejor que yo: Buscar Soluciones

Les aseguro que hasta guapos (as) los (as) verán por ayudarlos a ver más allá del problema que hay enfrente y por ofrecerles una solución de raíz que los llevará a la resolución del problema inicial.

AUTOR

Daniel Toledo

Lic. en Marketing y Publicidad, pero siempre se ha sentido más publicista que mercadólogo. Actualmente es empleado operativo en su propia agencia de publicidad llamada targex publicidad, en la ciudad de Villahermosa, Tabasco. 
 
Le gusta ayudar a los que se dejan. 

Soy @eljimmytoledo y me gustará conocer sus comentarios.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close