Marketing

El mejor jefe

Creo que en todas las profesiones, pero especialmente en merca, el mejor jefe es el que “te deja ser”. Hay tantas formas de hacer algo y tantos caminos posibles, que el peor error es querer orientarlo todo a una solución específica.

Una idea puede salir de cualquier lado, del gerente, del asistente, del vendedor, del de contabilidad, del obrero, del consumidor, del colega, del proveedor, de la agencia, de un estudio, de la competencia o de otra categoría. Lo ideal es permitir al equipo que explore todas esas posibilidades y que presente las mejores.

Otra característica deseable en el jefe es que conozca a su equipo y distinga sus talentos. Cada uno es bueno en algo y tiene habilidades muy específicas con las que puede lucirse si está en el proyecto adecuado. En mi opinión lo ideal es que no se promueva la rivalidad. Aunque cada gerente lleve sus temas es increíble poder tener la confianza con tu compañero que es muy visual para tener su opinión antes de aprobar un empaque o una publicidad. Al qué es bueno con las proyecciones que te dé su visto bueno sobre tu pronóstico o gráfico. Que todos busquen ideas para las marcas y estrategias del equipo y no sólo para las propias.

Otra característica que yo he visto en mis mejores jefes, es que no son “tacaños de la información”. Comparten y transmiten su conocimiento, experiencia y habilidades, inclusos sus secretos, esos son los mejores para aprender de ellos. Los que dejan huella.

Un aspecto importante en toda relación laboral y personal es el reconocimiento, todos necesitamos retroalimentación, saber si lo estamos haciendo bien o no, y cuando hacemos algo bien el que nos lo reconozcan es la mejor motivación para seguir en ese camino. Creo que la regla de “Reconoce en público, regaña en privado” también debería ser una ley. En esta misma línea no hay nada peor que un jefe que se cuelga los méritos de los colaboradores, creo que un jefe que felicita ante los demás a una persona por sus logros, es más admirado que el que presume sus trofeos.

La confianza también es básica. Cuando tu jefe cree en ti, lo sientes. Y harás todo lo posible por no defraudar esa confianza. Tener más responsabilidades y la libertad para resolver los propios problemas es la mejor manera de desarrollarse y convertirse en un miembro del equipo que valga la pena.

Si eres jefe, espero que estos tips te sirvan. Si tienes un jefe y no sigue estos principios, busca la manera de hablar con él o ella y hacerle ver tu sentir. Visualiza como sería esa persona cumpliendo estas actitudes y resuelve que puedes hacer tú para que llegue a comportarse así.

Un abrazo y gracias por leerme.

 

Imagen cortesía de iStock

Yandira Ortega

@yandiripop Mercadóloga, speaker, coach y emprendedora. Preguntona por naturaleza y metiche de profesión. Felizmente mamá y apasionadamente feliz. Amo el marketing pero descubrí en el coaching la mejor manera de crecer. Mi objetivo; alcanzar la excelencia cada día. Mi estrategia; disfrutar todo lo que hago. Mi fuente de energía; aprender siempre algo nuevo.

Sigue a Yandira Ortega en:

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close