Creatividad

La mejor forma de pensar una idea es dejar de pensar que hay que pensar una idea

Sí, aunque suene enredado.

Empecemos con un ejemplo fácil, quienes alguna vez han manejado algún programa de la Suite de Adobe (Illustrator, Photoshop, en fin) o cualquiera que requiera buena memoria por parte de su computador, saben que, cuando le da el ataque informático y se “congela” lo que menos podemos hacer es dar clic repetidas veces hasta que se arregle. No, eso no pasa, no se arregla, por el contrario, genera un error y se cierra.

¿Se les hace conocida esa experiencia?

Bueno, eso mismo pasa con nuestro cerebro en el momento que tenemos que pensar en una idea.

Hay quienes dicen que para obtener mejores resultados es mucho más óptimo trabajar bajo presión. Yo respeto su opinión pero digamos que no la comparto del todo. ¿Por qué? Bueno, creo que nuestra mente es una especie de incubadora, y para lograr que la creatividad nazca, debemos dejar de forzarla, porque al igual que un bebé, no se desarrolla a la fuerza solo porque la obliguemos.

Nuestro proceso creativo tiene que ser como su nombre lo dice, un proceso, debe tener un inicio (cuando recibimos un brief), un desarrollo (cuando lo masticamos) y un fin (cuando nace la idea), pero de un paso al otro, debemos cumplir con ciertos requisitos para a nuestro cerebro no le dé por estallar:

– Relajarnos

– Divertirnos

– Y no estresarnos

Y la demostración más obvia de que esto es verdad es: ¿no se les han ocurrido las mejores ideas cuando van al baño, o antes de dormir?

Entonces ya saben, para pensar en una buena idea, dejen de buscarla, incúbenla, procesen la información en su cerebro, dejen que él trabaje, que reúna datos y experiencias para que al final, la idea que tanto quisimos buscar, mejor nos encuentre.

A menos que su director creativo y/o cliente esté al lado, presionando.

María Alejandra Maya (o Fresa)

Copy, dibujante amateur, por poco poeta y romántica hasta el tuétano. Soy zurda, caleña, comedora de mango biche, y por lo general, siempre estoy escribiendo más de lo que estoy hablando.

Colaborador invitado

Colaborador invitado

Sigue a Colaborador invitado en:

Artículos relacionados

Close
Close