Publicidad

No, no cualquiera es publicista

Es verdad la publicidad es una profesión y un empleo, pero sinceramente no es como los demás.

Si bien es cierto que de pronto creemos que lo que hacemos son cosas fuera de este mundo, un poco de arte y poesía, pero justo eso y un par de cosas más, creo, es lo que nos hace ser un tanto distintos a otros profesionistas.

Eso de las desveladas, las horas extras, y la demás chinga del día a día pasa con muchos otros empleos, ahí están los doctores por ejemplo, sin duda alguna eso no nos hace diferentes.

La frustración y mentar madres también es día a día de contadores y analistas financieros, pero esa parte del ego, neta, neta aunque nos duela y sea un tema que se ha criticado tanto, sí es una de las cosas que nos distingue a muchos otros.

Es decir la publicidad es tan compleja, rara, engañosa, demandante, pasada de lista y lo que más quieran agregarle, pero también es muy especial, es de las únicas o pocas industrias que se premian tanto, y eso también nos hace diferentes, yo no conozco o no sé de algún festival donde los actuarios, abogados y dentistas se premien, aunque sea entre ellos mismos, y eso sí nos hace totalmente diferentes, ya que los ganadores o la elección de las piezas no sean creíbles o sean los mágicos truchos es diferente.

Al final la publicidad es tan especial, que muchas veces sabes que quizá podrías estar haciendo algo diferente, ganar más lana, tener más tiempo para ti o tu familia… pero a pesar de todo eso no la puedes dejar.

No cualquiera es publicista, no cualquiera tiene estómago para este medio, no cualquiera aguanta críticas constructivas o que en un día normal te digan que no tuviste buenas ideas, la neta a nadie, a nadie en el mundo le gusta eso, a poca banda la gusta lidiar justo con el pedo de los egos, porque repito, mucho de lo que mueve esta industria es eso. Para bien, para mal, pero es una realidad.

Y también seamos algo serios, el ego también puede estar hecho de experiencia, de mucho trabajo, de mucho aguante, pero sobre todo de éxito, y el éxito nunca ha sido gratis.

Por eso no cualquiera puede ser publicista, porque es difícil entender el medio, entender que la publicidad parece estar hecha para la gente que funciona mucho mejor con el reconocimiento y la atención, quizá muchos opinen lo contrario, quizá muchos otros nos digan pobrecitos, pero para todos ustedes no conozco a tipos que de verdad les guste su trabajo como los que me he topado en este medio. Y eso también nos hace ser muy diferentes.

AUTOR

 

Imagen cortesía de iStock

Artículos relacionados

2 Comments

  1. En algo tienes razón, el ego mueve esta industria en la que he pasado más de 10 años. Sin embargo, a diferencia de lo que piensas, es justo el ego lo que hace que las personas (porque supongo que de eso debemos hablar) están tan perdidas y ensimismadas en su propia carrera al estrellato. Y esa búsqueda consume muchísimas vidas, no da espacio para lo verdaderamente importante, porque al final, si ganas un Cannes, el otro año no eres nadie si no vuelves a ganar, en cambio, si alguien te espera en casa, si te das tiempo para aprender, viajar, leer y demás actividades que enriquezcan tu existencia, eso sí perdura. El problema no es la industria, es la gente que se empeña en seguir reforzando estos estereotipos, uno puede ser talentoso y amar su trabajo en publicidad, pero tiene que decidir a qué precio. Sentirse especiales porque “nos creemos mucho”, por nuestro ego, es como echarse porras solo, algo lamentable.

    1. Me agrada tu comentario Rodrigo, apenas comienzo mi carrera en la publicidad y creo que justamente lo que dices es lo que olvida mucha gente, babemos personas que no nacimos en cuna de oro o plata ni tuvimos la oportunidad de ser de la media de los publicistas recién egresados (algunos de buena familia o de buen choro o con paro).
      Y lo que dices es completamente humano, real, sensible, algo que también hay en otros publicistas porque saben como empezaron, que no se detuvieron por mas veces que fallaron, que continuaron con sus sueños cuando justamente o el terreno o la situación hacia que no les permitiera continuar.
      A veces es mejor dejar el ego para los que ya tienen paro o que la publicidad no ha sido algo dificil de perseguir, porque habemos muchos que vemos la publicidad como algo que debemos alcanzar, ir paso a paso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close