ComunicaciónPublicidad

Storytelling; Historias que inspiran

El storytelling está de moda. El storytelling es la onda. El storytelling es lo que es porque básicamente hemos regresado a nuestra naturaleza primitiva y tenemos miedo. Tenemos miedo de sabernos libres y poderosos, entonces necesitamos historias que nos den seguridad que nos enamoren y nos inspiren.

Los relatos se crearon para tranquilizar nuestro desconocimiento de lo que nos rodeaba; dioses, brujas, monstruos y epopeyas que tienen como finalidad calmar nuestra angustia hacia lo desconocido. Esos héroes que logran todo con el poder divino de una varita, escudo, espada o cualquier aditamento, esos guerreros y heroínas que alguna vez quisimos ser.

Las historias que se contaban con el otro; un extraño, un vecino, extranjero o quizá un monstruo, han quedado atrás. Ahora somos protagonistas, ahora somos el foco. Vivimos en la época de las posibilidades. Gringolandia lo grita a los cuatro vientos. Los nuevos cursos de couching que tan de moda están, te lo cobran bastante bien, y tu mamá… bueno, ella siempre te lo ha dicho.

A diferencia de un escritor –desde mi punto de vista- un copy tiene la certeza de que aquello que escriba será impactado por miles y quizá millones. En pocos minutos generará descontento, angustia, amor, risa, recuerdo, odio o indiferencia… pero siempre logrará una reacción pronta y condensada.

Escribir parece cosa fácil. Escribir quizá es fácil. Transmitir y llegar, es otra cosa. Desde que yo era pequeño mi padre se la pasaba inventando cuentos, historias y relatos que contaba a medias porque el cansancio lo vencía. La verdad siempre tuvo mucha imaginación y sus historias –como toda buena historia debe hacer- me causaban pensamientos y sensaciones únicas e incomparables; hacían volar mi imaginación y ser parte de aquel mundo de fantasía que vivía a través de sueños e imaginación. Un día, mi padre dejó de contarme cuentos y entendí que era momento de crear los míos, quería más, necesitaba más.

Llegué a publicidad –como algunos- por azares del destino, estuve en varias áreas hasta encontrar mi pasión; copy. Entendí que tenía el poder de crear historias, supe en seguida que al escribir, quería que otros como yo, sintieran ese poder, el poder de las palabras. Quería que la vida de alguien se transformara en un segundo, que sintiera y recordara la vida perfecta de cuentos e historias relatadas antes de dormir, acompañadas de amor, un beso y la promesa de que todo estará bien al despertar. Y entendí, la publicidad –para mi- es magia, la publicidad es fantasía y cuentos en los que eres protagonista. La publicidad es una irrealidad real, es una película con las mejores escenas; es la edición de una vida perfecta, la publicidad es soñar.

Y aquí estoy, escribiendo para sentirme vivo. Escribiendo para hacerte sentir algo más. Escribiendo para soñar y seguir soñando. Redactando en tiempo libre, porque sentir es siempre más importante que sólo leer y el storytelling es algo más que sólo un artículo.

Chico Meteoro

Loco intenso en proceso de regeneración. Me caí cuando era chiquito, eso explica muchas cosas. Raro, extraño, desinhibido y extrovertido, pero no con todos y no en todos lados. Me encanta viajar y conocer la mente de la gente. Odio las mentiras y el plátano es mi kryptonita que tiene como antídoto pastel de chocolate.

Sigue a Chico Meteoro en:

Artículos relacionados

Close
Close