Marcas

Cuando una marca se vuelve genérico de producto

El sueño de toda empresa. Sabemos que la mercadotecnia y publicidad trabajan en la mente de los consumidores, como profesionistas en la materia, conocemos que las necesidades (estados de carencia humana) no se crean, sólo se transforman en el paso del tiempo, pero lo que sí podemos crear son los deseos (necesidad moldeada por la cultura, personalidad, etcétera) para que el mercado quiera tener nuestro producto o servicio.

Existen dos conceptos fundamentales en Marketing, el primero es el genérico de producto, el cual es el que cubre la necesidad básica de nuestro mercado, el segundo es la marca, que es el nombre con el cual se distingue nuestro producto en el mercado. El genérico ya existe, la marca la construye la empresa.

Para clarificar un poco más estos conceptos pongamos un par de ejemplos; el genérico de un producto es el pegamento blanco, la marca puede ser Resistol, el genérico de otro producto pueden ser pañuelos desechables, la marca es Kleenex, un ejemplo más puede ser la crema dulce de cacao, la marca es Nutella.

En los ejemplos anteriores, podemos ver que estas marcas han logrado sobrepasar los límites del producto y se han convertido en genérico del mismo, ya no vamos a la tienda y pedimos, “me da una goma de mascar, sino decimos me das unos chiclets”. Esto se logra a través de una buena campaña de publicidad y estrategias efectivas que hacen que el genérico sea reemplazado por la marca, lo cual es el sueño dorado de cualquier empresa.

Gracias a las diferentes estrategias de publicidad se puede lograr que este efecto, aunque no todas las marcas lo pueden lograr, por ejemplo Coca-Cola, a pesar de que es una de las marcas preferidas y amadas por el consumidor, no ha logrado sustituir del todo al genérico que es refresco, sin embargo, sigue muy presente a la hora que el consumidor toma una decisión.

Independientemente que puedas lograr que tu marca se vuelva genérico, lo importante es que la publicidad es indispensable en cualquier negocio y es una herramienta efectiva que te hará atraer cada vez más clientes. Recuerda, tu producto ya satisface una necesidad, ahora sólo tienes que trabajar en el deseo y con ello probablemente tu marca se transformará en un genérico de tu producto. Algunas campañas trabajan en eso a través de su eslogan como “Vas al súper o a la Comer”.

Artículos relacionados

2 Comments

  1. Muy interesante eso de que si podemos crear deseos para que el mercado quiera comprar nuestros productos, me gustaria saber como crean esos deseos, puedes escribir otro articulo acerca de eso..

    Excelente post..

  2. Que hijos de puta. Su trabajo es manipular la mente de la gente para que compre sus mierdas. Que bonito trabajo!! espero que sea algo que le puedan explicar a sus hijos con la cara seria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close