Publicidad

Eduquemos al cliente

Dentro de las cosas más difíciles que tienen que afrontar las agencias está el manejo que se tiene con el cliente, si bien el Ejecutivo de Cuenta es la persona idónea para saber llevar una relación amistosa, duradera y efectiva, en muchas ocasiones se torna difícil de manejar y terminamos diciéndole a todo lo que él nos dice SI.

¿Hasta qué punto el cliente siempre tiene la razón? ¿Hasta qué punto debemos terminar haciendo todo al pie de la letra según las indicaciones del cliente? Seguramente te has dado cuenta que algunos clientes creen tener un Master bien sea en Diseño, en Mercadeo o en Publicidad, hecho que nos resulta incomodo a la hora de exponerles nuestras propuestas.

Siempre debemos imponer nuestros argumentos y tener criterios bien definidos para poder decirle que las cosas se hacen no como él las ve, si no como nosotros como conocedores del tema estamos seguros de que son, sin dejar obviamente de atender sus indicaciones y sugerencias.

Con el mayor respeto hay que “educar al cliente” cada uno tiene su forma de ser y de proceder, por eso aclaro que no todos son autoritarios. Aquí les dejo algunos de los que he conocido.

EL IDEAL

A todo dice que sí, todo lo que se le presenta lo ve positivo, tiene el presupuesto ideal para dejar volar la creatividad en cualquier medio, no pone muchos problemas con los plazos de entrega y confía plenamente en las estrategias que se le proponen, este es el cliente soñado “como de película”.

EL DISGUSTADO

Siempre tiene un “pero”, ninguna propuesta le parece del todo completa, cada reunión salimos con más correcciones que en la anterior, al final de la campaña si los resultados son positivos se da todos los créditos y si los resultados son negativos recibimos el típico “yo se los dije”.

EL CREATIVO

No deja de sorprendernos, hace honor del conocimiento de su negocio, en cada reunión más que criticas da soluciones, soluciones creativas con las cuales podemos empezar a trabajar, perfectamente se convierte en uno más del grupo de creativos.

EL INTENSO

Él sí que sabe de comunicación, sobre todo con la agencia, lo hace tres, cuatro y hasta cinco veces en el día, redacta detalladamente los correos acordándonos de todo lo que se hablo en las reuniones haciendo énfasis en los plazos de entrega, después de enviar dichos correos confirma que hayan llegado a los destinatarios por Whatsapp.

EL ESPECIALISTA

Aquí se invierten los papeles, nos trata como si fuéramos los clientes, se convierte en tu jefe inmediato, cada conversación es más una clase de mercadeo, tiene nociones de lo que es el mercado y hace apuntes acertados, pero se convierte en un karma cuando no tiene la razón y toca hacerlo entrar en razón.

EL INEXPERTO

Te envía los logos “en Alta por Whatsapp”, quiere que en todas las piezas el logo vaya más grande, le gustan las tipografías folklóricas, en la reuniones no te queda claro si le gustó o no le gustó la campaña, finalmente te deja trabajar con tranquilidad pero si los resultados no son los esperados no te dará una segunda oportunidad.

AUTOR

John Alejandro López 

@johnalejo10

Publicista bogotano, he trabajado en diferentes agencias como Copywriter, hablo, sueño, vivo y respiro con el idioma universal de la publicidad. Soy estrictamente estratega, amante de los anuncios minimalistas donde se reafirma que “una imagen vale más que mil palabras” y el Copy refuerza la idea siendo corto y conciso.

De pensamiento ecléctico, convencido que en este negocio hay que conocer y saber de todo, desde la práctica del Softcombat hasta lo último del cine Tailandés.

 

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close